Local

Igualdad alerta a las jóvenes de la conducta que precede a la violencia

La mitad de las víctimas tenían menos de 30 años y el 80% de ellas no habían presentado denuncia

el 21 jul 2011 / 20:24 h.

TAGS:

La joven de 18 años asesinada en Otura (Granada) fue enterrada ayer en su pueblo

Cinco de las diez fallecidas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año en Andalucía eran mujeres menores de 30 años y el 80% de ellas no denunciaron ninguna agresión con anterioridad. La consejera de Igualdad, Micaela Navarro, llamó ayer la atención sobre ello y lanzó un mensaje de alarma a la juventud para conocer a tiempo cuando ciertos comportamientos implican ya violencia de género.

Así lo apuntó la consejera tras lamentar la muerte el pasado martes de la joven de 18 años de Otura (Granada) que murió a causa de los golpes propinados por su novio.

De confirmarse la autoría del crimen por parte de su pareja de 20 años, que permanece detenido en dependencias de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición judicial tras confesar los hechos, Mónica Carrión -que recibió sepultura ayer- sería la décima víctima de Andalucía de violencia machista y la más joven en la lista de fallecidas. Tampoco constaban denuncias "ni había acudido a ningún centro para pedir información o verbalizar que estaba sufriendo algún tipo de agresión", según la consejera.

De hecho, solo dos de las diez víctimas andaluzas habían denunciado, las mismas que solicitaron alguna medida de protección, y de las que solo una la tenía en vigor. Llama también la atención de las estadísticas que proporciona la web de la Consejería de Igualdad que la mitad de los agresores de estas víctimas eran menores de 40 años. En cuanto a las provincias con mayor número de casos, son Granada y Almería las que presentan más víctimas por violencia de género con tres fallecidas en cada una.

Se trata de unos datos "doblemente preocupantes" para Navarro ya que, por una parte, "demuestran que hay determinadas inercias que no se corrigen con el tiempo en las relaciones de pareja" y, por otra, la situación de "vulnerabilidad" que sufren estas mujeres, ya que "mientras no haya denuncia es imposible poner en marcha ningún tipo de mecanismo de protección".
En este sentido, Navarro manifestó que "no se puede minusvalorar el riesgo" de determinados comportamientos o situaciones en la pareja y que, en la mayoría de los casos de violencia de género con consecuencias mortales, "las jóvenes comienzan sufriendo falta de respeto y violencia psicológica antes que física", por ejemplo "prohibiendo que las chicas vean a determinada persona o se vistan de cierta manera". Por tanto, la consejera insistió en la "importancia de la educación para saber diferenciar entre posesión y cariño".

En cuanto a la última víctima, Mónica Carrión, recibió sepultura ayer en el cementerio municipal de Otura entre los lamentos de numerosos familiares y amigos que se desplazaron hasta el camposanto para darle el último adiós. Entretanto, su agresor, continúa pendiente de pasar a disposición judicial.

  • 1