viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Local

Ikea abre en Castilleja de la Cuesta su primera planta fotovoltaica en España

La instalación generará energía eléctrica suficiente para autoabastecerse.

el 24 jun 2010 / 17:51 h.

TAGS:

La instalación ocupa la azotea del centro comercial de Ikea en Castilleja de la Cuesta.

La amplia azotea del centro comercial de Ikea en Castilleja de la Cuesta se convierte en ejemplo de sostenibilidad, una apuesta que la multinacional sueca pretende llevar a todas sus tiendas y que en España comienza por Sevilla. La planta solar cuenta con 1.830 placas y producirá anualmente 367.967 kilovatios por hora, lo que equivale a entre el 10% y el 15% de lo que el Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta destina al alumbrado público y a los edificios municipales, según explicó la empresa en un comunicado.

El proyecto contó con un presupuesto de dos millones de euros y permitirá ahorrar 180 toneladas de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Del mismo modo, la energía eléctrica producida será directamente distribuida a la red.

Bajo el lema Ikea se hace renovable, la empresa pretende que el 100% de la energía eléctrica utilizada en sus tiendas, centros de distribución, fábricas propias y oficinas del grupo sea renovable.

La directora de la tienda de Sevilla, Carmen Spínola, destacó ayer: “Proyectos como éste nos permiten reducir nuestra huella de carbono, al tiempo que ahorramos costes para poder repercutir ese ahorro en el precio final de nuestros productos”. Por su parte, el alcalde, Manuel Benítez (PSOE), señaló: “Este proyecto piloto, que consideramos innovador, está en la línea del compromiso de respeto al medio ambiente que Ikea mantiene y que servirá, además, para demostrar el interés de Castilleja de la Cuesta en los nuevos retos energéticos que se nos presentan en este siglo XXI.”

Durante los tres próximos años, Ikea va a mantener los cuatro proyectos pilotos de energía renovable, además de en Sevilla, en sus centros comerciales de Brooklyn (EEUU), Gante (Bélgica) y Rostock (Alemania), en los que invirtió otros ocho millones de euros. El objetivo de la multinacional sueca es que en 2015, 150 tiendas de todo el mundo estén equipadas con plantas fotovoltaicas para la producción de electricidad.

La de Sevilla está dividida en seis subestaciones con una potencia similar, de entre 45 y 48 kilovatios. Como se trata de un proyecto de investigación –desarrollado con universidades del Reino Unido– y en el que la compañía pretende identificar las mejores tecnologías disponibles para la producción de energía renovable en las diferentes latitudes, cada subestación tiene un número y un tipo distinto de placas solares, dependiendo de su ubicación en la azotea del comercio, con el fin de sacar mayor rendimiento.

  • 1