Local

Ikea corrige a Zoido y alega que el proyecto aún no está garantizado

Aplaude el protocolo firmado, pero asegura que no puede hablar de plazos porque hay flecos.

el 21 feb 2012 / 14:58 h.

TAGS:

Ni hay acuerdo cerrado ni se han superado todas las dificultades de la tramitación urbanística. Ikea aseguró ayer que el protocolo firmado el pasado viernes por el alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), y los promotores del suelo de San Nicolás Oeste es “un avance”, pero que aún no tienen “constancia fehaciente” de que puedan construir su segunda tienda en Sevilla. La multinacional sueca pide más garantías urbanísticas, recuerda que todavía está pendiente una larga y compleja tramitación administrativa y que hasta que no se cumplan los compromisos sellados por el alcalde el pasado viernes no pueden hablar de plazos.


Sin embargo, el mismo día que empezaba en Sevilla el Congreso Nacional del PP, Zoido prometía   que la urbanización de la zona, un tramo de la SE-35 e incluso la tienda de Ikea estarían listos en octubre o, como mucho, a finales de 2014. En cambio, la empresa mantiene que “antes de hablar de plazos tenemos que saber si es viable o no nuestro proyecto”. No hay nada garantizado.


“El protocolo firmado es positivo, pero son compromisos a cumplir entre el Ayuntamiento y los promotores del suelo. Ikea no tiene nada que ver. Entendemos que queda mucho por avanzar”, advirtieron. Por contra, el alcalde aseguró que había “desbloqueado” un proyecto que generaría 7.000 empleos entre directos e indirectos y conllevaría una inversión de 300 millones por parte de Ikea y otros 60 millones de los dueños del suelo para su urbanización. Eso sí, los propietarios del terreno ya advirtieron el viernes de que los plazos dados por el alcalde eran “muy ajustados”.


Un portavoz de la multinacional indicó a El Correo que ya tienen el presupuesto aprobado para abrir la segunda tienda en Sevilla y que su compromiso sigue en pie, pero añadió que no hay plazo definitivo porque hay que resolver aspectos de la gestión del suelo y la urbanización interior del sector, además de los accesos.


“Queremos que se nos diga si se puede hacer o no nuestro proyecto, que es el mismo de siempre, independientemente de cómo se distribuyan los metros cuadrados. Queda mucha tramitación. Firmamos un acuerdo con los promotores del suelo para disponer de 149.000 metros cuadrados comerciales y veremos cómo se redistribuyen”, apostilló.


Según el alcalde, el plan parcial de San Nicolás Oeste incluye 123.730 metros cuadrados de gran superficie comercial (se pide 149.000 y el tope que marca el PGOU es de 125.000), a los que hay que sumar otros 25.270 terciarios en los que se podrían ubicar desde los almacenes hasta las oficinas. Pero está por ver cómo. Y es que el proyecto, además de la tienda de Ikea, incluye un centro comercial que gestionaría InterIkea similar al de Jerez. Zoido defendió el viernes que esta distribución de los suelos resolvía el problema y evitaba la larga y compleja modificación del PGOU, pero lo cierto es que queda aún pendiente la redacción del  proyecto de reparcelación de la zona y el estudio de detalle, donde se precisarán las condiciones de ocupación, posición, forma y volumen en relación a los usos y edificabilidades asignadas.


Sobre la promesa del Ayuntamiento de que este mismo año iniciará la contratación de la obra de un tramo de la SE-35 para que esté listo a finales de 2014, desde Ikea se subraya que no es para el acceso a su tienda, sino que es una infraestructura necesaria para el desarrollo de todo ese sector de Sevilla en el que Ikea sólo dispondría de un 20% del suelo. El mismo PGOU así lo exige. Y el plazo dado por Zoido es más que ajustado, por eso Ikea reclama “plazos asumibles” porque no se puede mantener una inversión eternamente.Ni hay acuerdo cerrado ni se han superado todas las dificultades de la tramitación urbanística. Ikea aseguró ayer que el protocolo firmado el pasado viernes por el alcalde y los promotores del suelo de San Nicolás Oeste es "un avance", pero que aún no tienen "constancia fehaciente" de que puedan construir su segunda tienda en Sevilla.



La multinacional sueca pide más garantías urbanísticas, recuerda que todavía está pendiente una larga y compleja tramitación administrativa y que hasta que no se cumplan los compromisos sellados por el alcalde el pasado viernes no pueden hablar de plazos. Mientras que Juan Ignacio Zoido (PP) prometió que la urbanización de la zona, un tramo de la SE-35 e incluso la tienda de Ikea estarían listos en octubre o finales de 2014, la empresa mantiene que "antesde hablar de plazos tenemos que saber si es viable o no nuestro proyecto".

El portavoz de la multinacional indicó a esta redacción que ya tienen el presupuesto aprobado (200 millones de euros) para abrir la segunda tienda en Sevilla y que su compromiso sigue en pie, pero añadió que no hay plazo definitivo porque aún hay que resolver aspectos de la gestión del suelo y la urbanización interior del sector "Nuestro proyecto sigue siendo el mismo. Firmamos un acuerdo con los promotores del suelo para disponer de 149.000 metros cuadrados comerciales y veremos cómo se redistribuyen", apostilló.

Sobre la promesa del Ayuntamiento de que construirá un tramo de la SE-35 para que esté listo a finales de 2014, desde Ikea se subraya que no es para el acceso a su tienda, sino que es una infraestructura necesaria para el desarrollo de todo ese sector de Sevilla en el que Ikea sólo dispondría de un 20% del suelo.


  • 1