domingo, 09 diciembre 2018
04:31
, última actualización
Local

Ildefonso Falcones: "A los ‘best-sellers’ también nos ha acabado alcanzando la crisis"

El autor de 'La Catedral del Mar' ambienta en Triana su última novela, ‘La reina descalza’. Una joven gitana y una liberta son las protagonistas de lo último del escritor.

el 31 mar 2013 / 19:41 h.

TAGS:

Casi ocho años han pasado desde que su primera novela, La catedral del mar, hiciera de él un acontecimiento editorial y mediático. Pero Ildefonso Falcones sigue siendo el mismo: todavía ejerce en su bufete de abogados, le sigue gustando el mismo champán y sigue sintiendo el gusanillo de entonces por inventar historias y dejar que le lleven a lo más alto en las listas de libros más vendidos. Ildefonso Falcones viaja a la Sevilla del XVIII en su última novela. Falcones recrea la Sevilla del XVIII. Ése es el asalto que vuelve a intentar ahora con La reina descalza (Grijalbo), su nueva obra, que para sorpresa de sus lectores sevillanos está ambientada en Triana, en concreto en el siglo XVIII. “En realidad, comencé con la intención de escribir sobre el siglo XIX, me gusta mucho la idiosincrasia cubana y concebí el borrador de una historia sobre la explotación cruel de los esclavos en aquella isla”, recuerda. “Pero llegué a un punto en que no me fue fácil continuar, y decidí traerme a la esclava cubana aquí, a Sevilla, con lo que eso significaba de fusión de dos culturas, la música de Andalucía como la que ellos usaban para comunicarse con los dioses... Todo eso dio pie a La reina descalza”. La ficción arranca en enero de 1748, cuando una mujer negra deambula por las calles de Sevilla. Atrás ha dejado un pasado esclavo en Cuba, el hijo al que nunca volverá a ver y un largo viaje en barco hasta las costas españolas. Caridad ya no tiene un amo que le dé órdenes, pero tampoco un lugar donde cobijarse cuando se cruza en su camino Milagros Carmona, una joven gitana de Triana. Las dos mujeres se convierten en inseparables. La gitana confiesa a su nueva amiga su amor por el apuesto y arrogante Pedro García, de quien la separan antiguos odios entre ambas familias. Por su parte, Caridad se esfuerza por acallar el sentimiento que está naciendo en su corazón hacia Melchor Vega, el abuelo de Milagros, un hombre desafiante, bribón y seductor aunque también firme defensor del honor y la lealtad para con los suyos. Pero cuando un mandato real convierte a todos los gitanos en proscritos, la vida de Milagros y Caridad da un trágico vuelco. Aunque sus caminos se separan, el destino volverá a unirlas en un Madrid donde confluyen contrabandistas y cómicos, nobles y villanos; un Madrid que se rinde a la pasión que emana de las voces y los bailes de esa raza de príncipes descalzos. “Intento que la gente se entretenga y soy un firme defensor de esa literatura que llaman de entretenimiento”, asevera Falcones. “No obstante, a la hora de escribir busco épocas complejas, situaciones que me den juego. A partir de ahí no trato de guiar al lector, que cada cual saque sus propias conclusiones”. Por último, cuando se le pregunta si la crisis también ha alcanzado a los best-sellers, admite que “proporcionalmente nos ha acabado alcanzando a todos, las ventas se han rebajado mucho y hay libreros que no pueden seguir adelante. No podíamos esperar otra cosa, si a la gente no le alcanza para comer, no podemos esperar que gaste mucho en libros”, apostilla el barcelonés, quien asegura que este año visitará la Feria de Sevilla.

  • 1