Local

Ileso un joven tras arrollarlo un 4x4

Ni el menor ni su familia terminaban de creerlo a última hora de la tarde, ya que lo que pudo haberse convertido en una gran tragedia quedó sólo en un susto. Le pasó por encima un 4x4 y salió ileso.

el 14 sep 2009 / 20:48 h.

TAGS:

Ni el menor ni su familia terminaban de creerlo a última hora de la tarde, ya que lo que pudo haberse convertido en una gran tragedia quedó sólo en un susto. Pasar por debajo de un todoterreno de varias toneladas de peso y salir ileso, si no es un milagro, está muy cerca de serlo. En Los Palacios y Villafranca es el tema del día.

El accidente tuvo lugar ayer a las 15.00 horas, cuando la avenida de Utrera era un trasiego de vehículos que volvían del trabajo. El todoterreno de Francisco era uno de ellos. Cuando fue a cambiar de dirección, para entrar en su calle, Góngora -perpendicular a la avenida-, sintió un traqueteo bajo el chasis que lo dejó en el sitio. Menos mal, porque debajo tenía a Juan Antonio Fernández Arjona, de 17 años, y a su ciclomotor.

El menor, que conducía a toda velocidad y sin casco, intentó adelantar al todoterreno justo en el instante en que éste giraba a la derecha, de modo que derrapó y terminó debajo de las ruedas del potente vehículo.

Tuvo suerte porque Francisco, el conductor, iba despacio y se quedó en el sitio, de modo que ninguna de las ruedas pisó el cuerpo, aunque éste quedó prendido de la parte baja del vehículo por la ropa y, por el aterrizaje, acabó con la cara ensangrentada.

Además, la leve inclinación del terreno hizo que el cuerpo quedara encajonado entre la parte baja del todoterreno y el asfalto. Francisco salió rápidamente del vehículo y se encontró con un joven que chillaba de desesperación. También él intentó pedir ayuda, pero el impacto hizo que perdiera la voz por un instante.

No tardaron en acercarse viandantes, conductores y testigos del suceso, que dieron la voz de alarma para que se congregaran en el lugar de los hechos al menos un centenar de personas en sólo un minuto.

Mientras llegaban la Guardia Civil y la Policía Local, una decena de hombres levantaron el todoterreno a pulso y por detrás, pero alguien dijo que sería mejor no mover al joven. Entonces se quedaron en suspenso mientras otro ciudadano avisaba a los trabajadores de un polvero de la misma avenida.

No tardó en llegar una máquina elevadora de palés que levantó el todoterreno a más de medio metro del suelo. El gentío se agolpó masivamente sobre el joven, que se quejaba y dijo encontrarse bien.

Agentes de la Benemérita y de la Policía Local despejaron el círculo de inmediato, pero la gente seguía agolpándose hasta cuando llegó la ambulancia. Los médicos reconocieron al accidentado en el suelo y le colocaron un collarín cervical antes de trasladarlo a la ambulancia.

Los servicios de emergencias procedieron entonces a trasladar de inmediato al joven herido hasta la unidad de Traumatología del hospital Virgen del Rocío, en la capital hispalense. Alrededor de un charco de sangre, y todavía con el vehículo allí, la Policía Local realizó las labores pertinentes para instruir las diligencias sobre el caso.

  • 1