domingo, 21 abril 2019
14:06
, última actualización
Local

Impulsores de la Pepa

En 2012 se cumplirán dos siglos de la aprobación en Cádiz de la primera Constitución Española. La ciudadanía no llegó a saborearla hasta 1820, cuando un coronel se plantó frente al absolutismo en Las Cabezas de San Juan. Desde este pueblo se cambió la historia de España y quieren recordarlo cuando se cumplan 200 años.

el 15 sep 2009 / 16:48 h.

TAGS:

En 2012 se cumplirán dos siglos de la aprobación en Cádiz de la primera Constitución Española. La ciudadanía no llegó a saborearla hasta 1820, cuando un coronel se plantó frente al absolutismo en Las Cabezas de San Juan. Desde este pueblo se cambió la historia de España y quieren recordarlo cuando se cumplan 200 años.

La primera Constitución Española, conocida como La Pepa por aprobarse el 19 de marzo, día de San José, no pudo aplicarse más allá de la Bahía de Cádiz porque en el resto del país mandaban los franceses y porque, una vez expulsados, el rey Fernando VII restableció su régimen absolutista y declaró nulo aquel texto de corte liberal. De modo que las esperanzas constitucionales se apagaron en poco más de un año.

Fue seis años después, el 1 de enero de 1820, cuando un coronel rebelde contra la corona, rescató La Pepa para cambiar el curso del país. El coronel se llamaba Rafael del Riego y debía embarcar hacia el Nuevo Mundo, que ya no era tan nuevo, para sofocar la sublevación de las colonias. Se negó y arengó a su batallón reivindicando la Constitución de 1812. "Es de precisión para que España se salve que el Rey Nuestro Señor jure la ley constitucional de 1812", dijo, para seguidamente añadir: "¡Viva la Constitución Española!". El grito retumbó en toda la marisma del Bajo Guadalquivir.

El coronel que había hilvanado su discurso en Las Cabezas de San Juan, en el balcón de enfrente del consistorio, sembró la primera semilla de la democracia y convirtió, sin percatarse apenas, a este pueblo de la provincia de Sevilla en la plataforma "donde se amasó el triunfo definitivo de la primera Constitución Española", como recuerda el equipo de gobierno que encabeza Francisco José Toajas (PSOE). Y es que el Ayuntamiento de Las Cabezas de San Juan es el único de la provincia de Sevilla presente en el comité de honor de la Comisión para la Conmemoración del II Centenario de la Constitución de 1812, aprobada por real decreto el 3 de febrero de 2006. Entre su veintena de miembros, hay varios alcaldes de Cádiz, los Reyes de España, varios ministros, consejeros y presidentes de tribunales.

Futuro. El alcalde tiene ya un plan para erigir a su ciudad como referente de los valores constitucionales. De este modo, ayer presentó las bases de un concurso para la creación de un logotipo que represente a Las Cabezas de San Juan de 2012. El objetivo es que el logotipo, inspirado en los colores del escudo de armas de la ciudad y con alusión a la proclamación de La Pepa con algún eslogan, pueda utilizarse en las actividades con las que se identificará a esta población del Bajo Guadalquivir como promotora y colaboradora del bicentenario de la Constitución de 1812 desde ahora hasta la efeméride.

El certamen establece un único premio de 1.000 euros para el logotipo que resulte ganador. El jurado que lo elija estará compuesto por un periodista, un historiador, un paleógrafo y un experto en diseño artístico, según detalló el regidor. El plazo de presentación de propuestas termina el 25 de noviembre. El Día de la Constitución de 1978, el 6 de diciembre, el Ayuntamiento de Las Cabezas de San Juan revelará el logotipo ganador y el calendario de eventos previstos de cara a la efeméride que tendrá lugar dentro de más de tres años.

En todo caso, Las Cabezas de San Juan no olvida sus orígenes. Y quién se olvide, siempre puede refrescar su memoria cada año con una recreación de la entrada del general y su posterior levantamiento, una costumbre que comenzó el pasado año.

Mientras tanto, los cabecenses esperan a que se levante una estatua a su héroe, algo que se ha dilatado en el tiempo. Un decreto del 21 de junio de 1822 de las Cortes Españolas acordó hacerle un monumento. Tal vez este bicentenario pueda ser el mejor momento para que la estatua llegue por fin a la localidad.

  • 1