Imputado el excontable de Alcalá Comunicación por malversación

La Guardia Civil ha imputado a Javier Luque González por presuntos delitos de malversación de caudales públicos y falsedad documental.

el 11 mar 2015 / 17:11 h.

La Guardia Civil ha imputado al que fuera contable de la extinta sociedad pública Alcalá Comunicación Municipal (ACM) Javier Luque González, por presuntos delitos de malversación de caudales públicos y falsedad documental en la gestión de dicha empresa dependiente del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), según un documento de la Policía Judicial adelantado por el diario El Mundo y recogido por Europa Press. Luque, en concreto, fue citado por la Policía Judicial de la Guardia Civil para que prestase declaración como imputado por presuntos delitos de malversación de caudales públicos y falsedad documental el pasado 24 de febrero. Su imputación se encuadra en la causa que sigue el Juzgado mixto número dos de Alcalá de Guadaíra, por la presunta financiación de gastos privados con cargo a los fondos de la extinta sociedad municipal Alcalá Comunicación Municipal. Todo parte de una denuncia entregada el 19 de junio de 2013 por las fuerzas de oposición del Ayuntamiento alcalareño en la Fiscalía de Dos Hermanas, relativa a los gastos de esta sociedad municipal entonces en periodo de liquidación. Dicha denuncia contendría una grabación sonora en la que el entonces contable de la sociedad, Javier Luque González, hablaría de la supuesta financiación de gastos particulares y privados de todo tipo con cargo a las cuentas de la entidad, figurando el propio alcalde, el socialista Antonio Gutiérrez Limones, entre los beneficiarios de esta práctica según el testimonio del contable. LOS GASTOS DE ACM Los gastos facturados a ACM pero ajenos a sus fines, según la investigación, incluirían supuestamente "viajes a Puerto Rico, Sierra Nevada o Estados Unidos", así como "una operación quirúrgica" a la que se habría sometido el gerente, José Luis Díaz, o "regalos" tales como "relojes y libros", así como una mesa de ping-pong adquirida como "regalo" para el hijo del alcalde. El Gobierno local, de su lado, niega todas las acusaciones. El asunto, investigado primero por la Fiscalía de Dos Hermanas, ha supuesto la incoación de diligencias por parte del Juzgado mixto número dos de Alcalá y un atestado de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, en el marco de la investigación de los hechos, refleja en ese sentido la localización de facturas por valor de 976 euros cargados a las cuentas de ACM por un viaje a Madrid que, a finales de junio de 2007, incluyó billetes de tren, alojamiento en un hotel, y entradas al parque de atracciones Warner y al parque temático Faunia. Viajes El Corte Inglés, encargada de gestionar el viaje, habría facilitado a los agentes "documento por el cual se identifica nominalmente a Antonio Gutiérrez Limones, acompañado de una señora y dos niños menores", como las personas que se alojaron en el citado hotel. En paralelo, ha trascendido un informe elaborado por el equipo de Delincuencia Económica de la Guardia Civil tras haber tomado declaración como testigos a varias personas con relación a estos hechos. ¿QUIÉNES CONOCÍAN EL CASO? El informe en cuestión, recogido por Europa Press, da cuenta de que según las diligencias testificales practicadas, los hechos, en una medida u otra, habrían sido elevados a finales de 2011 a miembros del Gobierno local como las concejales socialistas Miriam Burgos y Gloria Marín, Bernabé Gámez como presidente local del PSOE, e incluso el propio alcalde, todo ello en el marco de la situación de conflicto que vivía ACM a cuenta del "acoso laboral" que promovía supuestamente José Luis Díaz como gerente de la empresa y Manuel Costillo, quien actuaba como "su segundo".

  • 1