Imputado un matrimonio de Pilas por sustraer los ahorros de un anciano

Los imputados habrían llegado a sustraerle 12.000 euros de su cuenta bancaria tras conseguir que los pusiera como cotitulares de dicha cuenta.

el 03 jul 2014 / 12:16 h.

La Guardia Civil de Pilas (Sevilla) ha imputado a un matrimonio  por los supuestos delitos de apropiación indebida, estafa y  coacciones a un anciano de 83 años, ya que presuntamente se habrían  aprovechado de este anciano y habrían llegado a sustraerle 12.000  euros de su cuenta bancaria tras conseguir que los pusiera como  cotitulares de dicha cuenta. Según informa en un comunicado la Guardia Civil, fue el director  de una residencia de ancianos de Pilas quien presentó una denuncia en  calidad de representante/comunicante de un residente que, debido a su  avanzada edad y enfermedad, no podía hacerlo personalmente en ese  momento. En la denuncia emitida, se informa de que el anciano de 83 años se  siente "víctima" de una estafa, además de sentirse "coaccionado y  amenazado de muerte" por parte de un matrimonio que se ofreció a  acogerlo en su hogar. En vista de los hechos, la Guardia Civil comenzó a investigar los  hechos denunciados y comprobó que el coche del anciano había sido  recientemente transferido a nombre de la mujer. En consecuencia, los  agentes se entrevistaron con la víctima y ésta les dijo que conoció  al matrimonio porque acudía a la a peluquería de la mujer y, poco a  poco, entablaron amistad. Según la víctima, el matrimonio le propuso irse a vivir con ellos  para que, así, les prestara ayuda económica ya que lo estaban pasando  "mal". Además, los imputados le aseguraron que estaría "mucho mejor"  con ellos, que le saldría más barato que la residencia y que viviría  "a cuerpo de rey" en el chalet donde residían. El anciano, sometido a una "constante presión", finalmente  accedió. Así pues, una vez que se inició la convivencia con el  matrimonio, la víctima se sintió "engañado" y "muy presionado" para  que firmase tantos documentos como le ponían por delante. Además, la  vida tampoco era como le prometieron, ya que no le daban su  medicación. Al cabo de un mes, el anciano comunicó al matrimonio su deseo de  regresar a la residencia, momento en el que comenzaron a insultarlo y  a amenazarlo con "cortarle el cuello y enterrarlo en una de sus  fincas". Finalmente, y aprovechando un descuido de la pareja, la víctima  consiguió escapar de la vivienda y acudió a su banco, donde averiguó  que los había autorizado a ser cotitulares de su cuenta y, al  comprobar el saldo, advirtió que le faltaban 12.000 euros, la  totalidad de sus ahorros. Por todo esto, regresó a la residencia y  denunció los hechos. Una vez realizadas las investigaciones y comprobaciones de lo  denunciado, la Guardia Civil imputó al matrimonio formado por A.S.R.  y J.M.G.G., de 44 y 45 años, respectivamente, por los presuntos  delitos de apropiación indebida, estafa y coacciones.

  • 1