Local

Imputado un pediatra por la muerte de un bebé de 2 años en San Juan de Aznalfarache

Murió de bronconeumonía tras haberle sido diagnosticado un catarro.

el 19 ene 2011 / 13:14 h.

TAGS:

La consejera de Salud, María Jesús Montero, reconoció que dispone de "pocos datos" acerca de la presunta negligencia médica de un pediatra de San Juan de Aznalfarache, cuyo posible error en el diagnostico derivó posteriormente en la muerte de un bebé de 2 años.

El Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, que está a cargo de Mercedes Alaya, cita a declarar como imputado el 3 de febrero al facultativo, al que se le atribuye una presunta negligencia médica por el error en el diagnóstico de una bronconeumonía, que fue tratada como un "resfriado común", lo que provocó la muerte del niño al que había visto tres veces en una semana.

La consejera argumentó que en este caso se ponen a disposición de los tribunales, ya que la familia acudió directamente a los juzgados sin que medie una reclamación o queja previa en el centro de salud. De hecho, apuntó que fueron los juzgados los que se dirigieron al centro de salud "para requerir toda la documentación relativa a este caso", que ya fue aportada. En la misma "está la constancia de que la familia fue atendida en los diferentes momentos en los que requirió la atención del médico", tal y como se registra "en las diferentes exploraciones y datos relativos".

Con todo, admitió no disponer de "ningún dato previo", ya que "no se había puesto en conocimiento del centro de salud". Y eso, evidentemente, impidió a la Junta de Andalucía "realizar una investigación previa", según reiteró la consejera.

También garantizó que "todos los datos serán remitidos a los tribunales para que sean ellos los que determinen si se produjo una buena atención médica o si hubo alguna parcela o área en la que no se actuó con la suficiente diligencia", en este asunto.

Los hechos se remontan al 9 de febrero de 2009, cuando la madre acudió al centro de salud Nuestra Señora de la Paz para que su hija fuese asistida de un cuadro de fiebre. V.H.C.M. diagnosticó un "catarro" y le prescribió antitérmicos, según informó ayer Diario de Sevilla. Como la fiebre no cedía, la madre volvió, pero le confirmó el diagnóstico de "síndrome febril de evolución corta sin ni siquiera tomar la temperatura de la menor ni explorarla", según la denuncia. Como la fiebre no remitió, acudieron al hospital Virgen del Rocío. La niña falleció a las tres horas del ingreso y la autopsia confirmó que fue por "bronconeumonía bilateral de predominio derecho abscesos en el vértice pulmonar derecho".

  • 1