Economía

Imputan a Díaz Ferrán por ‘llevarse’ 4,4 millones de Marsans

el 03 feb 2012 / 13:36 h.

TAGS:

La Audiencia Nacional ha imputado al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán y a su socio Gonzalo Pascual por un presunto delito continuado de apropiación indebida por valor de 4,4 millones de euros procedentes de los clientes del grupo Marsans, según el auto dictado por el juez Santiago Pedraz.

El juez imputa también por este delito al último director general de la empresa turística, Iván Losada, representante de la sociedad Posibilitum Business, propiedad del empresario experto en quiebras Ángel de Cabo, que adquirió la compañía en junio de 2010 y que también ha comprado Nueva Rumasa a la familia Ruiz-Mateos.

El primero en declarar como imputado por esta causa será Pascual, que está citado para el 21 de febrero. Al día siguiente acudirá Díaz Ferrán, y el 23 comparecerá Losada, quien también está citado a declarar el 28 de febrero por el caso Nueva Rumasa. El juez identifica a 4.706 perjudicados por los presuntos delitos.

El Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional admite así a trámite la querella presentada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, al considerar que existen indicios de que "los responsables de la agencia de viajes se apropiaron indebidamente de las cantidades entregadas por los clientes para la adquisición de billetes", un delito tipificado en el artículo 252 del Código Penal.

El fiscal concluye que los clientes perjudicados por Viajes Marsans y de sus filiales Tiempo Libre, Rural Tours y Viajes Crisol perdieron las cantidades depositadas por sus reservas de viajes cancelados, por lo que pide investigar el destino de dichas cantidades.

Así, entre el 1 de marzo y el 31 de julio de 2010, el grupo Marsans formalizó reservas que dieron lugar a 7.560 depósitos de clientes, de los que 4.706 no han sido devueltos y se "destinaron a fines ajenos a la actividad del grupo", según la querella. A finales de 2009, los proveedores turísticos del grupo Marsans comenzaron a exigirles que los pagos se realizaran durante los 30 días anteriores al inicio de los viajes.

El 20 de abril de 2010 la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) les retiró la licencia para vender billetes de avión por impago. Viajes Marsans quebró dejando un déficit patrimonial de 271 millones (373 millones si se tienen en cuenta sus filiales), ya que cuenta con un pasivo de 552 millones, frente a un activo de 281 millones. Cuenta con un total de 11.409 acreedores.

Por su parte, Díaz Ferrán negó haberse apropiado del dinero de los clientes y aseguró que todas las cantidades que salieron de las cuentas fueron destinadas al pago de facturas. "No ha existido apropiación indebida y todo se aplicó al pago de facturas de Marsans, como se demostrará fehacientemente" ante el juzgado, se limitó a afirmar en declaraciones a Europa Press.

  • 1