Local

Imputan a dos directivos de Tussam tras una querella por presunto delito contra derecho de empleados

El sindicato reprocha a la dirección que ordenara conducir a cinco trabajadores sin servicios mínimos designados en la huelga de 2007.

el 30 ene 2010 / 12:05 h.

TAGS:

El Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla ha citado para el próximo 24 de febrero en calidad de imputados al vicepresidente de la empresa municipal de transportes (Tussam), Guillermo Gutiérrez, y al gerente de la misma, Carlos Arizaga, tras una querella interpuesta por la Agrupación Sindical de Conductores (ASC) por un presunto delito contra el derecho de los trabajadores.

Así se recoge en un auto del juzgado, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que se admite a trámite la querella, que en primera instancia fue rechazada por no reunir los requisitos formales, habiendo acordado el juzgado, no obstante, incoar diligencias previas por relatarse en el escrito hechos que pudieran ser constitutivos de delito, para cuya persecución no es necesaria la presentación de querella.

La acción penal del sindicato se dirige, además de contra Gutiérrez y Arizaga, contra la Dirección de Recursos Humanos y Gestión de Personal de la empresa, así como contra todas aquellas personas que resulten responsables a raíz de la instrucción que se realice.

Los hechos parten de una demanda de conflicto colectivo interpuesta por ASC en el marco de la huelga convocada por los empleados del organismo en mayo de 2007 por la contratación indefinida de varios conductores procedentes de la empresa Los Amarillos, "sin que previamente hubieran concurrido ni superado la convocatoria de acceso prevista en dicha norma convencional".

En la huelga, desconvocada al final, se establecieron servicios mínimos por parte de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía del 50 por ciento en horas punta y del 30 por ciento el resto del horario. Sin embargo, el primer día de paro la empresa designó servicios a cinco conductores, sin que previamente tuvieran asignados servicios mínimos, lo que la central sindical consideró como "una vulneración del derecho legítimo de huelga.

A juicio del demandante, "no se trata de que los mismos ejercieran su derecho a trabajar, para lo que estaban perfectamente legitimados, sino de que no estaban nombrados para realizar servicios mínimos y realizaron su salida como si lo estuvieran", colocando incluso carteles en este sentido a los vehículos.

Esta demanda quedó desestimada por sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de Sevilla en marzo de 2008, no obstante lo cual ASC interpuso recurso de súplica ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que en septiembre de ese año declaró lesionado el derecho fundamental de huelga por parte de Tussam.

  • 1