Local

Imputan a tres policías locales de Coria del Río por trato de favor en un accidente mortal

Favorecieron a un policía nacional jubilado que se atropelló con su vehículo a un motorista y al que no hicieron la prueba de alcoholemia.

el 20 dic 2010 / 21:08 h.

TAGS:

Tres policías locales de Coria del Río declararon como imputados ante un juez por el presunto trato de favor concedido a un policía nacional de su localidad que causó un accidente mortal en el que murió un joven motorista. Los tres agentes están acusados de no haber realizado la prueba de alcoholemia al conductor, pese a que varios testigos certificaron su "evidente estado de embriaguez", y de haberle dejado marchar a su casa escasos minutos después, sin detenerlo ni citarlo en Comisaría para días posteriores.

El conductor J.G.D., un policía nacional jubilado que había ejercido en Coria y reside en la vecina localidad de La Puebla del Río, circulaba a las 15.00 horas del 10 de marzo de 2008 por la avenida Primero de Mayo cuando hizo un "imprudente giro a la izquierda" sin percatarse de la motocicleta que conducía el joven R.G.G., contra la que colisionó de frente y causó la muerte al motorista.

En sus respectivas declaraciones ante el juez de instrucción 3 de Coria del Río, a las que ha tenido acceso Efe, los tres agentes han negado que en el momento del accidente supieran que el conductor era policía nacional y han afirmado que "por su experiencia" concluyeron que no se encontraba borracho.

Ni la Policía Nacional que intervino ni ningún testigo les dijo que J.G.D. hubiera consumido alcohol antes del accidente o tuviera síntomas de haberlo hecho, según los imputados, y sus expresiones diciendo "lo he matado, no lo he visto" eran "mecánicas" y las decía sollozando y "en un gran estado de nervios".

Los imputados -dos hombres y una mujer- han negado que tengan un protocolo para realizar alcoholemias en accidentes de tráfico graves, pese a que el jefe de la Policía Local de la localidad, en un informe por escrito al juzgado, declaró que es obligado hacerlas en siniestros con heridos graves y éste era "de entidad suficiente para haber tenido que practicar" dicha prueba.

La denuncia de los padres del fallecido asegura que como consecuencia de la actuación de los tres policías locales el conductor del vehículo sólo fue imputado de una falta, si bien posteriormente el juez le procesó por presunto homicidio imprudente. Ahora los agentes han sido imputados por presuntos delitos de omisión del deber de perseguir delitos, encubrimiento y falso testimonio.

  • 1