Local

Inaugurado el desvío de Calzas Anchas, con una inversión de 12 millones, para evitar inundaciones en Utrera

Esta infraestructura ha costado 12 millones de euros y servirá para evitar inundaciones en Utrera.

el 09 jun 2012 / 13:19 h.

TAGS:

l ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete (i) y el alcalde de Utrera (Sevilla), Francisco Jiménez, se dan la mano tras inaugurar el canal de desvío del arroyo Calzas Anchas.
El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha presidido este sábado la inauguración del desvío del arroyo de Calzas Anchas en el municipio sevillano de Utrera que, con una inversión de 12 millones, ha supuesto la construcción de un canal de 3,7 kilómetros para transportar 183 metros cúbicos de agua con el objetivo de evitar nuevos desbordamientos en el centro urbano de la localidad.

E
l acto ha contado igualmente con la participación de la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo; el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez (PA), y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero.

Durante su intervención, Arias Cañete ha subrayado la necesidad de que se ejecutaran estas obras para garantizar la seguridad de los vecinos de este municipio y ha anunciado que priorizará las actuaciones para completar estas obras, ya que faltan unos 300 metros para terminar de sacar las aguas más allá de la circunvalación de Utrera. Así, reitera su apuesta por hacer un gran pacto nacional del agua, con nuevas obras y conexiones de cuencas, entre otros, "siempre con el consenso de las Comunidades autónomas".

En este marco, el ministro indica que el país necesita "muchas infraestructuras hidráulicas", entre las que cita esta de Utrera, asegurando que el Gobierno es "muy sensible con los ayuntamientos comprometidos y que afrontan parte de los costes", respondiendo así a la petición realizada por el alcalde utrerano para que se termine esta infraestructura "sin tener que esperar tantos años" como en la anterior ocasión. Fernández ha puesto en valor este desvío, cuyo convenio se firmó en enero de 2008 desde el inicio de las negociaciones en 2005, con el objetivo de "dar seguridad a la ciudad y protegerla de las avalanchas".

Esta ampliación del encauzamiento, desde el encuentro entre el canal de desvío y el antiguo soterramiento del arroyo Calzas Anchas, hasta aguas abajo de la carretera A-375, tiene ya redactado su proyecto por parte de la CHG, previendo un presupuesto de licitación de 2,25 millones de euros.

En la misma línea, Romero ha dejado claro que los vecinos pueden ahora "dormir más tranquilos aunque amenace lluvia" y ha detallado todos los trabajos realizados durante estos tres años con el objetivo de terminar la "mayor" obra hidráulica realizada en el término municipal de Utrera.

Así, los 12 millones de este desvío incluyen la obra principal, las expropiaciones, las obras accesorias y el proyecto de drenaje, actuaciones que han sido acometidas por el Ministerio, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y los fondos Feder, con una aportación del 30 por ciento por parte del Ayuntamiento de Utrera.

Las obras del desvío, iniciadas en agosto de 2009, han consistido en la construcción de un nuevo canal de desvío hacia el que se deriva el arroyo Calzas Anchas con una longitud de 3,7 kilómetros y con capacidad para transportar un caudal máximo de casi 138 metros cúbicos por segundo. Además, se ha construido un nuevo camino de servicio y un paseo peatonal que discurren a lo largo del cauce, y de forma simultánea se han realizado unas obras accesorias al proyecto con el objetivo de resolver otras necesidades de la localidad, como el refuerzo de las secciones de hormigón armado del encauzamiento del desvío para que pueda ser soterrado.

Por otro lado, en el marco de este proyecto se han realizado también labores de saneamiento en el Arroyo Hondo para encauzar las aguas fecales que recibía hasta la red de saneamiento y evacuar aguas pluviales hasta el nuevo canal. Estas obras accesorias han supuesto una inversión de un millón de euros.

Con esta actuación se pretende mejorar la protección del municipio, ya que con anterioridad ha sufrido distintas avalanchas, entre las que destaca como una de las más graves la ocurrida en el año 1962 tras una importante crecida de las aguas que anegaron parte del casco histórico provocando grandes daños. El 20 de noviembre de 2007, además, Utrera volvió a sufrir graves inundaciones debido al desbordamiento del arroyo, en las que se produjeron importantes pérdidas materiales.

  • 1