Local

Incautada más de media tonelada de hachís que introducían desde Marruecos

Los arrestados tenían encomendados cometidos individuales y especializados, que abarcaban todas las facetas necesarias para el tráfico de drogas.

el 19 oct 2009 / 10:40 h.

TAGS:

Una investigación conjunta de la Policía Nacional y de la Guardia  Civil ha conducido a la incautación de más de media tonelada de  hachís y a la desarticulación de una organización de narcotraficantes. Los agentes, bajo la coordinación del CICO (Centro  de Inteligencia Contra el Crimen Organizado), han detenido a un total  de diez personas dedicadas a la compra del estupefaciente en Marruecos para su transporte y posterior venta en España. El líder de de la organización, F.E., estaba afincado en Benalmádena (Málaga), desde donde repartía las funciones y dirigía  los movimientos de cada uno de sus colaboradores.

De hecho, los arrestados tenían encomendados cometidos individuales y  especializados, que abarcaban todas las facetas necesarias para el  tráfico de drogas. Este grupo gestionaba la captación de potenciales  clientes, la compra del estupefaciente en Marruecos, la obtención de  vehículos para su transporte y la compra de numerosas tarjetas  telefónicas para sus comunicaciones. La investigación sobre F.E. llevó a la localización de uno de los  transportes de estupefacientes. Los agentes interceptaron en un peaje  de Barcelona una autocaravana con 500 kilogramos de hachís y  detuvieron a su conductor y único ocupante. Al objeto de tratar de  paliar las pérdidas ocasionadas por la intervención policial, la  organización preparó un nuevo envío de droga a menor escala.

De  nuevo, los agentes frustraron sus intenciones y detuvieron a otras  dos personas con 50 kilos de hachís en las inmediaciones de un hotel  de la localidad madrileña de Coslada. A raíz de las informaciones obtenidas durante las pesquisas, se  dispuso un operativo coordinado para detener al resto de miembros de  la organización. Así, los agentes arrestaron a siete personas más,  entre los que se encontraba el líder F.E., todas ellas asentadas en  la provincia de Málaga. En total, los investigadores incautaron los  550 kilogramos de hachís citados, así como seis vehículos de alta  gama, un turismo sustraído, una autocaravana, 17.000 euros en  metálico, catorce teléfonos móviles y diversa documentación.

La investigación ha sido coordinada por el CICO y desarrollada  conjuntamente por agentes del GRECO Costa del Sol de la Comisaría  General de Policía Judicial de la Policía Nacional, y por agentes del  EDOA de la Comandancia de Alicante de la Guardia Civil.

  • 1