Local

Incautadas cerca de dos toneladas de hachís en dos barcos por el río

La constante vigilancia que la Guardia Civil mantiene sobre el río Guadalquivir vuelve a dar sus frutos: la semana pasada se incautó de casi dos toneladas de hachís en dos barcos que navegaban entre La Puebla del Río, Coria del Río e Isla Mayor, el mayor alijo en lo que va de año. (Foto: El Correo).

TAGS:

La constante vigilancia que la Guardia Civil mantiene sobre el río Guadalquivir vuelve a dar sus frutos: la semana pasada se incautó de casi dos toneladas de hachís en dos barcos que navegaban entre La Puebla del Río, Coria del Río e Isla Mayor, el mayor alijo en lo que va de año.

Es la segunda incautación importante en apenas 15 días ya que otra operación realizada por la Guardia Civil a principios de este mes se saldó también con la aprehensión de más de 1.500 kilos de hachís en una nave de Isla Mayor, además de un detenido.

En esta ocasión, la operación tuvo lugar a principios de la semana pasada, según informaron ayer fuentes de la Guardia Civil, cuyos agentes requisaron un total de 1.920 kilogramos de hachís que se encontraban en dos embarcaciones que navegaban por el Guadalquivir.

El Instituto Armado detalló en un comunicado remitido ayer que se organizó un dispositivo en el que participaron seis patrullas para vigilar las márgenes del río ante la posibilidad de que hubiera dos embarcaciones, tipo foreña, que podrían estar subiendo por el Guadalquivir cargadas de sustancias estupefacientes.

De este modo, una de las patrullas observó a dos personas que se encontraban subidas en un terraplén cercano al río, desde donde se dominaba el cauce y los campos de los alrededores. Cuando se percataron de la presencia de los agentes, los dos sujetos echaron a correr, si bien uno de ellos pudo ser identificado.

Este incidente provocó que el piloto de una de las embarcaciones la abandonara a la deriva en el río, a la altura de la Punta del Moral, y subiera a la otra para dirigirse al paraje conocido como La Señuela, varios kilómetros más lejos. Sin embargo, una patrullera del Servicio Marítimo de Cádiz localizó la embarcación y se dirigió hacia ella, tras lo que los pilotos se arrojaron a tierra.

Finalmente, en el transcurso de la operación, los agentes lograron localizar sendas embarcaciones. En la primera de ellas la Guardia Civil encontró cuatro fardos de hachís y en la segunda otros 51.

  • 1