Local

Incautan un alijo de droga camuflado en alfombras

Un dispositivo puesto en marcha por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera y de la Guardia Civil se saldó con la detención de un vecino de Utrera, que resultó ser el destinatario de un cargamento de ocho kilos de cocaína procedentes de Afganistán y que viajaron a la ciudad camuflados en alfombras.

el 15 sep 2009 / 00:12 h.

TAGS:

Un dispositivo puesto en marcha por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera y de la Guardia Civil se saldó con la detención de un vecino de Utrera, que resultó ser el destinatario de un cargamento de ocho kilos de cocaína procedentes de Afganistán y que viajaron a la ciudad camuflados en alfombras.

La Benemérita detuvo a M.G.A., de 36 años y vecino de Utrera, por un delito contra la salud pública y otro de usurpación del estado civil, durante una operación en la que el Instituto Armado logró incautarse un total de ocho kilogramos de cocaína que había sido camuflada en alfombras.

En un comunicado hecho público ayer, la Guardia Civil explicó que la operación se había puesto en marcha hacía un tiempo al tener conocimiento por parte del Departamento de Aduanas de Bélgica de que en un vuelo procedente de la capital de Afganistán (Kabul) -que hacía escala en Bruselas-, había un envío de unos paquetes de alfombras por mensajería, con destino a la capital sevillana y que llevaban en su interior heroína.

Tras solicitar a la Autoridad Judicial una entrega controlada de la droga, los agentes de la Benemérita montaron un operativo para dar caza a la mercancía que consistía en hacerse pasar por repartidores de la empresa de mensajería que se había hecho cargo de los paquetes con la heroína.

in fraganti. Una vez llegaron al domicilio que figuraba como destino, los agentes llamaron a la puerta y les abrió una persona que dijo ser el destinatario.

Este individuo llegó incluso a aportar su número de DNI sin percatarse de que se trataba de agentes camuflados. Una vez que se hizo cargo de la mercancía -y tras firmar el correspondiente recibo- los falsos repartidores se identificaron como agentes de la autoridad y procedieron inmediatamente a su detención.

La heroína incautada se encontraba en el interior de estrechos tubos como si fueran hilos, en sentido transversal, trenzados con hilos en el otro sentido, por lo que se encontraba muy bien oculta en la alfombras.

  • 1