miércoles, 19 diciembre 2018
17:22
, última actualización
Deportes

Inconsistencia que estás en los cielos

A pesar de que la opinión generalizada es que el CB Sevilla cuenta con uno de los mejores juegos interiores, el equipo aún no se ha visto beneficiado de todo su potencial.

el 02 dic 2014 / 11:04 h.

Entrenador rival del CB Sevilla que pasa por los micrófonos en la previa del partido para dar sus impresiones sobre el equipo de Scott Roth, entrenador que no deja pasar por alto el poderoso juego interior del conjunto al que le toca enfrentarse en unas horas. De Pablo Laso a Moncho Fernández, pasando por Joaquín Ruiz Lorente o Luis Casimiro, todos coinciden en que uno de los aspectos a vigilar del contrario es la aportación de los hombres altos. Sin embargo, por una u otra circunstancia, el supuesto punto fuerte de la plantilla todavía no ha rendido a un nivel para que pueda ofrecer grandes réditos al colectivo. Ciñéndose a los números, Kristaps Porzingis es el que mejor estadística presenta: ocho puntos y cinco rebotes por encuentro. Descontando a Dane Watts, cuya aportación, hasta el momento, es casi nula; el resto de jugadores mantienen una línea de inconsistencia, que aún no ha sido remediada. Willy Hernangómez acostumbra a comenzar los partidos como una moto, pero su rendimiento va a menos con el paso de los minutos. ¿Las causas? Variadas, pero entre ellas está su tendencia a cometer faltas personales tontas cuando está en pista. En los últimos partidos, Pierre Oriola parece haberse contagiado de este síntoma y también se ha visto penalizado por los árbitros en jugadas intrascendentes. A pesar de ello, el pívot catalán es uno de los jugadores más regulares del grupo en lo que se ha disputado de temporada: siete puntos y tres rebotes por encuentro. CBS Porzingis intenta coger un rebote ante la oposición de un jugador del CAI Zaragoza. Foto: Inma Flores. El problema de Kristaps Porzingis es algo más complejo. Además de la irregularidad ya mencionada, el pívot letón se encuentra con el problema del físico. Su falta de fuerza y kilos le dificulta a la hora de pelearse dentro de la zona con rivales rocosos. Scott Roth ya expuso esta razón cuando se le cuestionó sobre este tema. Según la opinión del estadounidense, el Porzingis actual está más preparado para explotar sus virtudes partiendo desde fuera de la zona que en posiciones cercanas al aro. Pese a ello, su capacidad intimidatoria gracias a su envergadura ya es suficiente para sumar rebotes y tapones en cada partido. Por último, el caso de Ondrej Balvin está relacionado con la falta de confianza y la lenta adaptación a los métodos de Scott Roth. El checo ha mostrado vetas de su poderío interior, pero está muy lejos de lo que se espera de él en el equipo.

  • 1