Economía

Industria dará ayudas para renovar la flota de coches de más de 15 años

El Ministerio de Industria respondió parcialmente a una de las reivindicaciones del sector automovilístico tras la desaparición, en diciembre pasado, del Plan Prever. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 05:55 h.

El Ministerio de Industria respondió parcialmente a una de las reivindicaciones del sector automovilístico tras la desaparición, en diciembre pasado, del Plan Prever.

El ministro del ramo, Miguel Sebastián, anunció la puesta en marcha antes de agosto de un plan de renovación de la flota de vehículos que sólo beneficiará a los propietarios de coches que tengan una antigüedad superior a los 15 años, que representan el 22% del parque actual.

El plan, denominado VIVE (Vehículo Innovador-Vehículo Ecológico), tendrá una vigencia de dos años y pretende ayudar "a suavizar el ajuste que se está produciendo en el sector de la automoción" y favorecer el mantenimiento de la actividad,por el impacto directo en la demanda de coches nuevos, afirmó el ministro.

Sin embargo, el sector automovilístico valoró ayer la medida como "claramente insuficiente", apuntó el director general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), Luis Valero, quien indicó la necesidad de ampliarla a otros segmentos. Según los cálculos de la patronal, estas subvenciones sólo beneficiarán a 80.000 vehículos frente a los 120.000 considerados por Industria.

El ministro, que no concretó el valor de las ayudas, abre así un frente con su homólogo de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, que fue quien abogó por el fin del Plan Prever, que ofrecía una bonificación de 480,81 euros en el impuesto de matriculación por la entrega de un vehículo con más de diez años de antigüedad. En su década de vida, se acogieron a este programa más de 3,3 millones de vehículos, lo que generó un ahorro de más 4,2 millones de toneladas de CO2.

La medida anunciada forma parte de las iniciativas a corto plazo del Ministerio de Industria para combatir la desaceleración y estimular el consumo, en un momento marcado por "una demanda doméstica más débil", explicó Sebastián.

Si bien "a medio plazo" se lanzarán medidas para modernizar el tejido industrial para mejorar la competitividad y elevar el valor añadido de los productos, el Gobierno tiene previsto impulsar de forma más inmediata medidas de estímulo de la demanda interna y del consumo.

Las ayudas se dirigirán a la adquisición de vehículos catalogados como emisores de menos de 120 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, que ya tienen impuesto de matriculación cero.

Fuentes del sector señalaron a Efe que una posibilidad es que las ayudas financieras del futuro plan estén ligadas a las líneas de créditos blandos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

  • 1