Cultura

Industria versus taquilla

El nuevo director del Festival de Cine Europeo de Sevilla, Javier Martín Domínguez, pasa las vísperas de su estreno al frente de la muestra -precedido por la crisis municipal que provocó la controvertida salida de su regidor anterior, Manuel Grosso- empeñado en convencer a los diferentes foros de la ciudad de que "los festivales son una parte importantísima de la industria".

el 15 sep 2009 / 17:56 h.

El nuevo director del Festival de Cine Europeo de Sevilla, Javier Martín Domínguez, pasa las vísperas de su estreno al frente de la muestra -precedido por la crisis municipal que provocó la controvertida salida de su regidor anterior, Manuel Grosso- empeñado en convencer a los diferentes foros de la ciudad -ayer comparecía en un desayuno en el Club Antares- de que "los festivales son una parte importantísima de la industria".

"Podemos hablar de la mística del producto cultural, darle ese halo, pero no debemos olvidar que un festival de cine es un elemento promocional, es el primer gran salto para que una película se abra al mercado. El peso de la industria es más importante que el del dinero que se hace en taquilla". Con esta frase queda resumido el cambio de rumbo que Javier Martín Domínguez va a imprimir a este festival que, a diferencia de años anteriores, "quiere acercarse al mercado".

Aún así, durante su comparecencia de ayer, una de las muchas a las que se ha enfrentado en la última semana, Martín se ha defendido de muchas reticencias -las de su entrada, la del nuevo modelo de gestión, la del cambio de rumbo y filosofía del festival- con respuestas más contundentes cuanto más sencillas: "No me corto en decir que tenemos un muy buen festival, con películas de pegada", como Gomorra, la italiana que abrirá el festival y que ya es "el fenómeno audiovisual de su país"; o las dos películas alemanas "que han arrasado este año", dijo en referencia a El séptimo cielo (una historia de amor a los setenta) o The wave, una historia de universitarios que ha sido el taquillazo en el país germano.

No obstante, Martín asegura que "ha dejado de lado el gusto" para lograr una selección de "cine potente y testado", que responde a la "obligación de muestrario a la que se debe todo festival". Así, a la Sección Oficial "no concurren cinco películas punteras de un solo país", sino que realiza un recorrido por Finlandia, Israel, Rumanía, Hungría, Holanda o Polonia, entre otros.

De España, Andalucía . ¿Y qué lugar ocupa el cine español dentro de este amplio espectro europeo? Martín Domínguez reconoce que la premura de tiempo con la que han preparado esta edición -apenas cuatro meses- le ha llevado a "no coger películas españolas a lazo". "Necesitábamos películas con peso específico, y eso no se hace cogiendo lo primero que ves", reconoció.

No obstante, de lo español, el Festival ha priorizado "lo que se produce en Andalucía", con una selección de largos y cuatro títulos de animación. Con este panorama, Martín Domínguez no se ve incompatible con la taquilla y asegura que "el nivel de crecimiento de la venta de abonos anticipados es mayor que el del año pasado. Esperamos a más público".

  • 1