Local

Inés Rosales formará a 30 desempleados para su fábrica

La empresa ha firmado un convenio con el Ayuntamiento para crear un aula de formación

el 16 sep 2011 / 19:48 h.

TAGS:

En su acercamiento a sus orígenes en Castilleja de la Cuesta, Inés Rosales va a formar a 30 personas desempleadas del municipio con objeto de contratarlos posteriormente como labradoras y liadoras para su fábrica de Huévar del Aljarafe.


El presidente de Inés Rosales, Juan Moreno, y el alcalde de Castilleja de la Cuesta, Manuel Benítez, firmaron ayer un convenio de colaboración para crear un aula de formación denominada Elaboración Artesanal de Tortas de Aceite, de la que la empresa sufragará el 50% de los gastos.


El objetivo último de este curso, que contará con dos grupos de 15 personas cada uno, es cualificar a estas personas para que puedan acceder a los puestos de trabajo que existan o queden vacantes en la empresa. El compromiso de Inés Rosales es contratar inicialmente por seis meses de duración y a tiempo completo a los participantes que alcancen el nivel de adiestramiento mínimo exigido, que la empresa calcula que lo lograrán un 60% de los alumnos.


Como ya explicó Moreno, el proyecto fue presentado por la firma al Ayuntamiento de Castilleja debido a la falta de mano de obra cualificada para la elaboración manual de los productos de la fábrica y, como señaló también en julio el alcalde de Castilleja, el resto de empresas de repostería que existen en el municipio.


Según informó ayer la empresa en una nota, aunque en principio el curso se planteó dentro del Programa de Acciones Experimentales para el Empleo del Ayuntamiento de Castilleja, que sufragaría la totalidad de los gastos de formación, dada las dificultades económicas actuales de los municipios -y del de Castilleja de la Cuesta en particular-, y para acelerar el proceso de formación y contratación, Inés Rosales decidió, de manera altruista, pagar el 50% de los gastos.


Como ya anunció este periódico en julio, la empresa aporta también la maquinaria necesaria para el desarrollo del curso formativo, permitiendo así al alumnado los conocimientos necesarios que les capaciten como elaborador artesanal.


Regreso a Castilleja. Este curso es uno de los proyectos que Inés Rosales tiene en cartera para, sin dejar su fábrica central en Huévar del Aljarafe, regresar a su origen: Castilleja de la Cuesta.Ya presente en la entrada por la conocida calle Real, en la confluencia con el bulevar de acceso a Ikea, con una rotonda, Juan Moreno señaló su interés por que Inés Rosales vuelva a tener un despacho "que englobaría todos los valores de la cultura mediterránea" y que, lógicamente, volvería a estar, como en décadas anteriores, en la calle Real.Moreno reconoció que será un proyecto piloto de interpretación de la alimentación saludable que si funciona "lo trasladaríamos a otras ciudades".


Además, otra de las ideas no descartadas por Moreno fue instalar algún tipo de "actividad fabril o de desarrollo de nuevos productos" en el mismo municipio, a raíz del ofrecimiento por parte del alcalde de unos terrenos para su ubicación.

  • 1