Local

Inés Rosales innova sin dejar de hacer sus tortas de aceite a mano

La empresa Inés Rosales seguirá haciendo sus tortas a mano, pero sin renunciar a la innovación. Para ello, implantará un sistema para la automatización de parte de su envasado. El objetivo es ganar en rapidez y eficacia a la hora de dar respuesta a sus pedidos, que no sólo le llegan del territorio nacional.

el 16 sep 2009 / 05:02 h.

TAGS:

La empresa Inés Rosales seguirá haciendo sus tortas a mano, pero sin renunciar a la innovación. Para ello, implantará un sistema para la automatización de parte de su envasado. El objetivo es ganar en rapidez y eficacia a la hora de dar respuesta a sus pedidos, que no sólo le llegan del territorio nacional.

De hecho, las tortas de esta empresa se exportan a Estados Unidos, como mercado más importante y donde las comen son sabor a naranja y a orégano, que no se fabrican para España. El proceso para hacer las tortas sigue siendo como hace casi 100 años, de hecho, su centenario se celebra en 2010 y a finales de este año van a empezar los actos.

Desde que en 2006 abriera su nueva fábrica en el parque empresarial Vereda de la Herrería en Huévar del Aljarafe, se encuentra en un proceso continuo de mejora de su producción. Concretamente en este proyecto está realizando una inversión superior a 1,3 millones de euros, para lo que recibirá un incentivo de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía de 302.000 euros. En total la inversión que acometerá la empresa con este proyecto de innovación supera los 1,3 millones de euros, una cantidad relevante, teniendo en cuenta la crisis que actualmente atravesamos.

La automatización de esta línea de envasado no implica en absoluto el abandono de su tradicional forma de hacer las tortas: a mano. La delegada provincial de Innovación, Ciencia y Empresa, María José Martínez Perza, que realizó ayer una visita a la empresa, destacó que el hecho de que las tortas sean totalmente artesanales les aporta valor y lo que las distingue de otros productos que haya en el mercado. "Éste es realmente su valor diferencial por el que hay que seguir apostando, independientemente de acometer mejoras en la cadena de producción", subrayó la delegada provincial.

En su opinión, "Inés Rosales es un verdadero ejemplo de reconversión de una industria tradicional en una industria innovadora, que exporta a mercados exteriores y que valora a sus trabajadoras como gran activo".

Por su parte, el propietario de la empresa, Juan Moreno, insistió en que, desde que en 1985 se hiciera cargo de esta firma originaria de Castilleja de la Cuesta, están en continuos cambios, con una política siempre de reinversión en aspectos como la mejora de la productividad. En estos momentos producen 350.000 tortas al día. También trabajan en la adaptación de las instalaciones, como la ampliación inminente de su nave industrial, y en la innovación de la maquinaria.

  • 1