lunes, 22 abril 2019
09:01
, última actualización
Economía

ING gestiona 3.000 millones de 245.000 clientes andaluces

La concesión de hipotecas crece el 4% y mantiene una morosidad del 0,48%.

el 08 abr 2010 / 16:16 h.

TAGS:

Alfonso Zapata hace entrega de la simbólica hipoteca a Paola Rodríguez, ayer.

El nuevo escenario financiero que surgirá del actual proceso de reestructuración no asusta a ING Direct, sino todo lo contrario, cree que le beneficiará. Tanto movimiento puede llevar al cliente, cada vez más exigente con su entidad, a buscar otras alternativas y es ahí donde el banco confía en el boca a boca de los suyos, que le ha llevado a comienzos de este año a sumar su cliente dos millones en España.

El recién estrenado director general de ING Direct en España, Alfonso Zapata, valoró que cuando el banco desembarcó en el país "había muy poca competencia" y que su llegada sirvió para "dinamizar el mercado", pero defendió los buenos resultados que le ha aportado a la marca ser "un corredor de fondo" y no de productos estrella en momentos puntuales. No todas las entidades pueden presumir de que el 40% de los nuevos usuarios lleguen recomendados por otros clientes, precisó.

Y en ese recorrido, la comunidad andaluza sigue siendo "estratégica" para el banco. No en vano es la tercera región en importancia por número de clientes -ya cuenta con más de 245.000, el 12% del total nacional- y por fondos gestionados, volumen que se eleva hasta los 3.000 millones de euros.

De esos fondos, la estrella sigue siendo el depósito de la cuenta naranja (con 230.000 clientes, un 10% de los hogares andaluces), mientras que en cuenta nómina (corriente) se contabilizan unos 64.000, en torno a 30.000 tienen contratados productos de inversión y 15.000, préstamos hipotecarios, con la circunstancia de que es la segunda región española con más hipotecas concedidas.

Tanto el volumen de clientes como de fondos crecieron el 14% el año pasado, tasa superior a la media nacional, lo que convirtió a la andaluza en la segunda comunidad que registró un mayor avance, sólo precedida por Canarias.

Ante las críticas sobre si la banca mantiene cerrado el grifo crediticio, Zapata defendió que no es algo que ocurra en su banco, donde los créditos para hipotecas crecieron algo por encima del 4% (en 500 millones a nivel nacional), si bien justificó el estricto control del riesgo al que somete la entidad a los potenciales beneficiarios. Es ésa la clave de que la tasa de morosidad de ING se sitúe en el 0,48%, "la décima parte que la media del sector" y el "dato financiero del que nos sentimos más orgullosos".

Y también el secreto estriba, señaló el director general, en que "la cantidad de endeudamiento que permitimos es tal que si suben los tipos de interés -que no se mantendrán siempre en el 1%- puedan seguir pagando sus hipotecas".

Tras un 2009 en el que la entidad registró números récords, Alfonso Zapata pronosticó crecimientos de dos dígitos en el mercado nacional y en Andalucía para este año, en el que se hará énfasis en las cuentas nómina.

Sevilla, cuarta provincia con mayor número de clientes de España -y donde la entidad cuenta con dos oficinas, son nueve en Andalucía y 50 en España-, registró el segundo mayor incremento (del 17,25%) en nuevas altas, hasta los 75.000 clientes. Junto con Málaga y Cádiz son tres de las provincias que se incluyen en el top ten del banco.

Paola gana un año de hipoteca gratis

"En principio, creí que era una broma, pero no". Así resumía ayer Paola Rodríguez, una gaditana de San Fernando de 41 años que trabaja de auxiliar de enfermería en Sevilla, lo que le pasó por la cabeza cuando le dijeron que había resultado agraciada. Y nada menos que con olvidarse de la hipoteca durante doce meses.

El azar -y el registro informático- quiso que Paola constase como la cliente número dos millones de ING Direct en España, cuando se acercó hasta una de las oficinas de Sevilla, en la Avenida de la Palmera, con la intención de suscribir una hipoteca. Esa cifra redonda llevaba premio.

"Pensamos que la mejor manera de ayudar a ahorrar a un cliente que se está comprando una casa y tiene que afrontar ese terrible pago a final de mes era darle un año de hipoteca gratis".

Y ayer, en la misma oficina, el director general de la entidad, Alfonso Zapata, escenificó esa entrega virtual, que se traducirá a efectos prácticos en un ahorro algo superior a los 6.000 euros.

Contenta recogió su testimonial premio bajo la atenta mirada de su hermana Aurora, también cliente de ING, y la persona a la que Paola debe agradecer que la convenciera de hacerse cliente.

Aurora también explicaba lo escéptica que siempre ha sido con esto de los premios. "Para mí que eran mentira porque siempre les tocaba a alguien del norte", y lo descontenta que salió de su anterior banco, que ni siquiera le contraofertó para que dejara su hipoteca y el resto de recibos con ellos.

Paola dedicará el dinero extra que se ha encontrado a seguir ahorrando para la hipoteca de una casa que todavía no ha firmado, pero que le deja un margen para tomárselo con más calma. Al menos, un año.

  • 1