Local

Ingresa en prisión un joven de 23 años que fue sorprendido con hachís, cocaína y 80.000 euros

Realizaba la venta de droga por teléfono y se dirigía al lugar tomando todo tipo de precauciones para evitar ser detenido.

el 28 oct 2009 / 09:52 h.

TAGS:

Agentes de la Guardia Civil del puesto principal de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), con colaboración de la Policía Local de Bormujos, han detenido a un vecino de esta última localidad, el cual ya ha ingresado en prisión, por un presunto delito contra la salud pública y otro de resistencia y desobediencia, ya que fue sorprendido con distintas cantidades de hachís, cocaína y 80.000 euros en metálico, informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Así, fue el pasado mes de febrero cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un vecino de Bormujos podía estar dedicándose a la venta de estupefacientes. Así, los guardias civiles del Area de Investigación de San Juan de Aznalfarache, tras realizar diversas gestiones, decidieron abrir la 'Operación blanca'.

Los investigadores fueron conociendo el 'modus operandi' del supuesto narcotraficante, pero todo ello "con mucha prudencia", dado que esta persona tomaba muchas medidas de seguridad para no ser descubierto. Además, los agentes tuvieron que ingeniárselas para no ser reconocidos por el sospechoso, dado que había sido detenido por los investigadores en el año 2007.

A pesar de las "impresionantes" medidas de seguridad, los agentes consiguieron, haciéndose pasar por vecinos ebrios, estar muy cerca cuando el sospechoso realiza una venta de estupefaciente, lo que sirvió a los guardias civiles para corroborar las sospechas que tenían sobre este individuo.

La Guardia Civil y Policía Local de Bormujos buscaron al joven para proceder a su detención, siendo localizado por una patrulla de la Policía Local. Cuando fueron a proceder a su detención, el joven se resistió "activamente", pero finalmente fue detenido A.M.F.V., de 23 años y vecino de Bormujos, por un presunto delito contra la salud pública y otro de desobediencia y resistencia grave a agente de la autoridad.

Posteriormente, se realizó un registro en el domicilio del detenido -el cual vivía con familiares- y los agentes se incautaron de 80.000 euros, medio kilo de hachís, 27 gramos de coca en roca -unas 100 dosis una vez cortadas-, 16 papelinas de cocaína preparada para su venta, sustancia para el corte de la sustancia estupefaciente, una báscula de precisión, nueve teléfonos móviles, una pistola simulada y metálica "que parecía real", joyas, el turismo usado para la venta y una libreta donde apuntaba los pedidos y los débitos de sus clientes.

Con la 'Operación blanca' se ha desmantelado un importante punto de venta de droga que abastecía a la comarca del Aljarafe, siendo el operativo "largo y dificultoso" por las extremadas medidas de seguridad que tomaba el detenido al realizar las ventas.

  • 1