Local

Ingresan en prisión los nueve detenidos por introducir 175 kilos de cocaína en Sevilla

Entre ellos, se encuentran dos médicos paraguayos y el propietario de un conocido restaurante de la barriada de Sevilla Este.

el 09 mar 2010 / 11:26 h.

TAGS:

El Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla ha dictado el ingreso en prisión para los nueve individuos detenidos -cinco españoles, tres paraguayos y un hispano-argentino- por su pertenencia a una red de narcotráfico que introdujo en Sevilla 174,5 kilogramos de cocaína -2,1 millones de dosis-, una sustancia estupefaciente que procedía de Paraguay y que venía oculta en palés de madera.

Según informaron a Europa Press fuentes de la investigación, el Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla ha dictado el ingreso en prisión por un presunto delito contra la salud pública para los nueve detenidos dentro de la operación 'Calentito', entre los que se encuentran dos médicos paraguayos y el propietario de un conocido restaurante de la barriada de Sevilla Este.

Así, han ingresado en la cárcel G.P.T., responsable de la organización y de nacionalidad italo-argentina; cinco españoles, concretamente J.C.A., hombre de confianza del anterior; J.M.P.G., transportista de la droga para la organización en España; P.C.P., dueño del restaurante; M.R.B., hombre de confianza del anterior, y A.G.P., también hombre de confianza, así como tres paraguayos -dos de ellos médicos-, como son J.A.L., responsable del envío de la droga desde Paraguay; C.S.S., y K.D.B..

Fue el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla quien comenzó la investigación tras tener conocimiento a mediados del pasado año 2009 de que el dueño de un restaurante ubicado en la barriada de Sevilla Este "estaba presuntamente relacionado" con el tráfico de drogas, por lo que el Instituto Armado inició la operación 'Calentito', a través de la cual se supo que "iba a haber una llegada de una cantidad importante de cocaína".

De este modo, los investigadores conocieron que el dueño del restaurante, P.C.P. y vecino de Sevilla, podía estar usando su restaurante como laboratorio para cortar la droga y distribuirla, además de servir para blanquear el dinero procedente del narcotráfico, por lo que se centraron en esta persona y llegaron a saber que un contenedor con cocaína podría entrar por el Puerto de Algeciras (Cádiz) procedente de Paraguay. También averiguaron que cuatro personas -tres paraguayas y una hispano-argentina- podían estar en España al objeto de controlar la mercancía hasta su entrega, presumiblemente en Madrid.

LA DROGA, ALMACENADA EN ALCALA DE GUADAIRA

De esta forma, la EDOA controló tanto a los organizadores del envío como a la organización sevillana encargada de la logística y distribución, observando los investigadores que uno de los jefes de la organización visitaba una nave situada en un polígono industrial de la localidad hispalense de Alcalá de Guadaíra, lo que les hizo suponer que ese sería el lugar donde se almacenaría la cocaína.

Así, fue el pasado viernes cuando el contenedor referido se puso en marcha, lo que llevó a los agentes de la EDOA y de la Unidad de Seguridad Ciudadana a activar el dispositivo. Cuando los presuntos narcotraficantes llegaron a la nave, los agentes, simultáneamente, intervinieron en la nave y procedieron a interceptar al resto de implicados, todo ello al mismo tiempo que inspeccionaban y registraban el restaurante de Sevilla Este.

Una vez detenidos los sospechosos, los agentes continuaron la descarga de los palés de madera, descubriendo que algunos de ellos estaban unidos, por lo que procedieron a despegarlos y hallaron en su interior paquetes que, tras el 'drogatest' correspondiente, resultaron contener cocaína.

REGISTROS EN OSUNA, POLIGONO SUR Y CARRETERA DE CARMONA

Posteriormente, los guardias civiles realizaron registros en viviendas ubicadas en Osuna, el Polígono Sur y Carretera de Carmona, así como en la nave de Alcalá de Guadaíra y en el propio restaurante, donde se incautaron de abundante documentación en soporte informático y en papel, mientras que también intervinieron 12.500 euros, 7.500 pesos argentinos y 500 dólares americanos, así como cinco turismos, una motocicleta y una gran cantidad de teléfonos móviles.

  • 1