Local

'Ingrid Betancourt ya ocupa un sitio en el corazón de España'

Zapatero hizo a Betancourt "un sitio en el corazón de España" y la ex rehén de las FARC contestó que "España es mi familia". Entre muestras de cariño, ambos se comprometieron a trabajar por la libertad de los 600 colombianos secuestrados por la guerrilla. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 07:55 h.

TAGS:

Zapatero hizo a Betancourt "un sitio en el corazón de España" y la ex rehén de las FARC contestó que "España es mi familia". Entre muestras de cariño, ambos se comprometieron a trabajar por la libertad de los 600 colombianos secuestrados por la guerrilla. Todo ello, mientras la cumbre euromediterránea paría la nueva Unión por el Mediterráneo en París.

Zapatero y Betancourt se reunieron en la Embajada de España en París, donde el presidente del Gobierno español participaba en la Cumbre por el Mediterráneo. En una comparecencia ante los periodistas tras esa reunión, Zapatero explicó que se comprometió con Betancourt a "seguir en la tarea de la libertad para aquellos que aún no la tienen", apoyando al presidente colombiano, Álvaro Uribe, en favor de la libertad y la dignidad de los seres humanos.

Por su parte, Betancourt subrayó que los colombianos deben saber que "no hay un segundo que pase, ni de día ni de noche, que no estemos pensando en cómo vamos a traer pronto a los que quedaron en manos de las FARC para devolverlos a sus familias y a que gocen, como estoy haciendo yo hoy, de la libertad".

Zapatero, quien invitó a la ex rehén a visitar España, agradeció también las "palabras cariñosas" que Betancourt ha tenido siempre con la "modesta tarea de España". "Betancourt ocupa ya un sitio en el corazón de España", aseguró.

La ex candidata presidencial colombiana agradeció las palabras de Zapatero porque dijo que siempre ha sentido que España es la familia de Latinoamérica y, en especial de Colombia, y destacó que los españoles les han acompañado en los momentos difíciles y también han estado junto a ellos en los de felicidad.

Zapatero aprovechó su estancia en París para reunirse con Betancourt, aunque el verdadero motivo de su viaje fue la asistencia a la cumbre que ayer aprobó la creación de la Unión por el Mediterráneo (UPM), un nuevo marco para potenciar la cooperación entre la Unión Europea y sus vecinos meridionales.

"Todos lo habíamos soñado, ahora la UPM es una realidad", destacó Sarkozy al término de la cumbre que reunió a 42 jefes de Estado o Gobierno de la UE y la región mediterránea. La UPM busca dar nuevo vigor a la cooperación entre ambas orillas a través del establecimiento de mecanismos permanentes que aseguren la ejecución de proyectos de integración regional, de los que ya se han aprobado seis ideas iniciales.

Los ministros de Exteriores de los países presentes se reunirán en noviembre para intentar lograr un acuerdo sobre la sede del secretariado permanente -al que desde ayer aspira oficialmente Barcelona- y para definir las modalidades de financiación, explicó Sarkozy. La creación de la UPM es "un paso gigante" que abre "una nueva página en la cooperación euromediterránea", señaló el presidente egipcio, Hosni Mubarak, quien copresidió la reunión junto a Sarkozy.

Mubarak confió también en que este nuevo marco de cooperación llevará "más paz y más estabilidad" en la región mediterránea. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, confió en que la UPM abrirá la vía hacia "una auténtica integración regional".

  • 1