Local

Inhabilitación y 200.000 euros de multa al alcalde de Alhaurín

El juez solo condena en el caso a Martín Serón y al edil de Urbanismo, y a ambos por cohecho

el 18 ene 2012 / 20:13 h.

TAGS:

La Audiencia de Málaga ha condenado al alcalde de Alhaurín el Grande (Málaga), Juan Martín Serón (PP), por un solo delito de cohecho en el caso Troya, por las presuntas irregularidades urbanísticas en dicha localidad Tendrá que pagar 200.000 euros de multa y estará inhabilitado un año para desempeñar cargo público. El PSOE exigió la dimisión "inmediata" del regidor. El PP de Málaga dijo que "respeta pero no comparte" el fallo.


Según la sentencia, que se puede recurrir, al concejal de Urbanismo, Gregorio Guerra, se le condena a las mismas penas y por el mismo delito. Ambos acudieron ayer a que se les notificara la sentencia y, tras recogerla, Martín Serón aseguró a Europa Press estar "medianamente satisfecho" con la misma. El juicio comenzó en septiembre de 2011 contra Martín Serón, Guerra, dos asesores y 13 empresarios. Finalmente, la Fiscalía de Málaga acusó sólo al regidor y a Guerra por 13 delitos de cohecho y pidió para cada uno de ellos una multa de dos millones de euros, con responsabilidad personal subsidiaria de un año de prisión, y suspensión de empleo o cargo público por tres años y nueve meses.


El tribunal considera probado que el edil "de común acuerdo" con Martín Serón, que pese a haberle delegado las competencias en urbanismo "le impartía instrucciones y órdenes" al respecto, "venía exigiendo con insistencia", al menos desde mayo de 2006, a un promotor, que denunció los hechos, "con ánimo de enriquecerse y sirviéndose de la ventaja que les proporcionaba su cargo oficial, el pago de la suma de 122.000 euros". Esta cantidad se pedía, según la resolución de la Sala, "como contrapartida a la licencia de obras" que fue "concedida por el concejal" a través de un decreto en abril de 2006 y era para las obras de construcción de un edificio de 14 viviendas y garajes promovidas por una empresa de la que era socio administrador el denunciante, que inicialmente estuvo como testigo protegido.


No obstante, en la resolución se señala que "en el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande, aproximadamente entre los años 2002 a 2006, no ha quedado acreditado que funcionara una trama cuyo objeto no era otro que el obtener el enriquecimiento personal ilícito del acusado Juan Martín como alcalde y del acusado Gregorio Guerra, como concejal", que, según la acusación, consistía en exigir a los empresarios que tuvieran interesados en construir cierta cantidad de dinero.


confusión. Para la Sala es "reveladora" una conversación entre los procesados en la que "el alcalde le manifiesta al concejal que le diga al arquitecto que le ponga las cosas negras al empresario o promotor de turno", intervención de la que se concluye que "ambos acusados en cierto modo jugaban no sólo con la confusión derivada de la vigencia de las normas urbanísticas existentes, sino también con las diversas interpretaciones de la que era susceptible". El tribunal señala que informes "muy farragosos" contrarios a la concesión de licencias del arquitecto municipal se convertían "por arte de magia" en favorables.

  • 1