Local

Iniciados los trabajos de arqueología en la Capilla Real de la Catedral, tras finalizar la limpieza de la zona

Los trabajos de arqueología en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla,  que se prevé queden finalizados a final de año, se han iniciado después de que hayan concluido las labores de limpieza en la zona, así como el  levantamiento de las losetas, a excepción del rosetón central.

el 16 oct 2011 / 09:06 h.

TAGS:

Los alumnos de la Escuela Taller Forja XXI han iniciado ya los  trabajos de arqueología en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla,  que se prevé queden finalizados a final de año, después de que hayan  concluido las labores de limpieza en la zona, así como el  levantamiento de las losetas, a excepción del rosetón central.

La directora de la Escuela Taller Forja XXI, Caridad Moreno, ha explicado a Europa Press que esta semana se han iniciado los trabajos  arqueológicos por parte de diez alumnos de la entidad, que están  procediendo a eliminar la primera capa tras el levantamiento de las  losas y a realizar un estudio topográfico de la capilla para iniciar  la excavación en profundidad.

Según explica, en estos trabajos se busca en principio el antiguo ábside de la antigua iglesia gótica sobre la que se construyó la  Capilla Real, una primitiva construcción del siglo XV. Sin embargo,  recuerda que cualquier tipo de excavación depara "sorpresas".

Estas actuaciones se prevé que queden concluidas a finales de año,  ya que la capilla debe quedar abierta en abril de 2012. Una vez  terminadas las catas arqueológicas, se colocará la primera capa para  la colocación del suelo para que una decena de alumnos del taller de mármol coloquen el suelo y finalicen la limpieza de los elementos.

Los trabajos de recuperación y restauración de la Capilla Real se iniciaron a mediados de septiembre y supusieron el levantamiento del  suelo entero, excepto los laterales y el rosetón central. Así, se han  quitado todas las losas, unas 2.600 piezas que ya se encuentran en  los talleres para ser limpiadas.

Sin embargo, recuerda que existen losetas de las primeras obras  que se realizaron en la capilla, mientras que otras se remontan a los  años 40, por lo que se encuentran muchas de ellas en "muy mal estado" para poder volver a ser colocadas. En este sentido, explica que se  está analizando cuantas de ellas pueden volverse a colocar una vez  restauradas, pero que aún está "por definir" la decisión final sobre cómo quedará el suelo y sobre si la restauración del rosetón se realizarán en los talleres o en la propia capilla.

"Se ha hecho un buen trabajo de cantería y también de signatura,  numerándolas para localizarlas", concluye Moreno, que matiza que el  resto de material y losetas que no se utilice será almacenado y empleado para otras intervenciones de arreglos en la Catedral.

  • 1