Local

Inicio de sesiones del parlamento

El presidente de Kenia, Mwai Kibaki, abrió el décimo Parlamento de la historia del país con un discurso conciliador tras dos meses de parálisis política y violentos enfrentamientos.

el 15 sep 2009 / 01:16 h.

TAGS:

El presidente de Kenia, Mwai Kibaki, abrió hoy el décimo Parlamento de la historia del país con un discurso conciliador tras dos meses de parálisis política y violentos enfrentamientos en los que murieron más de 1.500 personas como consecuencia de las elecciones del pasado 27 de diciembre.

El anuncio de la victoria de Kibaki fue denunciado por el líder del opositor Movimiento Democrático Naranja (ODM, sigla en inglés), Raila Odinga, como "fraudulento" y desató una ola de violencia política con connotaciones tribales en todo el país.

Ante el plenario de 204 diputados, más el presidente de la cámara elegido por éstos, Kenneth Marende, Kibaki dio la bienvenida a los legisladores y dedicó elogios a las mujeres elegidas en los comicios, que elevan a 21 su presencia en el Parlamento.

El jefe de Estado keniano pidió un minuto de silencio por los dos diputados de la oposición asesinados en enero pasado, Melitus Were y David Kimutai, y otro minuto por los fallecidos durante la "ola de violencia que sumergió al país en una situación caótica".

En su discurso, que se prolongó por 40 minutos, Kibaki detalló los cuatro proyectos de ley derivados de los acuerdos firmados la semana pasada por el Gobierno y el ODM para poner fin a la crisis y que los diputados tendrán que estudiar en los próximos siete días.

Los cuatro proyectos, que fueron acogidos con aplausos por los parlamentarios, se refieren al acuerdo para la formación de un gobierno de coalición, las reformas constitucionales, la creación de una comisión de la verdad, justicia y reconciliación y la puesta en marcha de una segunda comisión de relaciones étnicas.

Kibaki anunció también un plan especial para restablecer a los más de 400.000 desplazados de sus lugares de origen durante los actos de violencia.

"El Gobierno ha destinado más de mil millones de chelines (15,5 millones de dólares) para reconstruir las infraestructuras dañadas y casas destruidas y ayudar a las familias más necesitadas", puntualizó el presidente keniano.

Acto seguido, el mandatario repasó su primer mandato de cinco años y felicitó al anterior Parlamento por los 17 proyectos de ley aprobados en 2007. Y pidió "redoblar los esfuerzos para aprobar más leyes".

Kibaki insistió en "mejorar la situación económica" impulsando los sectores clave del país, la agricultura y el turismo y destacó que "la colaboración con el Movimiento Democrático Naranja es primordial para que Kenia regrese al lugar que le corresponde, por historia y potencial".

Antes, Kenneth Marende había felicitado a Kibaki y a Odinga, por haber "dejado de lado sus ambiciones personales y sellar la paz por el bien de Kenia".

Los diputados se reunieron más tarde en los jardines del Parlamento para una foto en conjunto, tras la cuál Kibaki y Odinga se reunieron a la sombra de una marquesina e intercambiaron bromas con miembros de ambos partidos.

El buen humor y el ambiente de reconciliación fueron la tónica de la sesión, suspendida por Marende hasta el próximo martes a la misma hora, 14:30 hora local (11:30 GMT), cuando los parlamentarios tendrán que elegir a los 12 diputados restantes y presentar a sus candidatos para los puestos de Primer ministro y sus dos viceprimer ministros.

Odinga, como jefe del partido mayoritario en el Parlamento, tiene reservado el cargo de jefe del gobierno, según el acuerdo firmado el pasado jueves. Los adjuntos saldrán de las filas del ODM y del Partido de Unidad Nacional (PNU) de Kibaki.

Tanto el PNU como el ODM deberán presentar más nombres para la composición del gobierno de coalición y dar carpetazo a la peor crisis de la historia keniana

  • 1