domingo, 16 diciembre 2018
17:54
, última actualización
Economía

Inmobiliaria del Sur aprueba sus cuentas de 2011 en su Junta General de Accionistas

El Grupo se encuentra con una extraordinaria estabilidad financiera y con posibilidad para acceder y afrontar nuevas inversiones y oportunidades de negocio.

el 05 may 2012 / 16:05 h.

Alberto de Mónaco y su mujer Charlene.

El Grupo Inmobiliaria del Sur ha celebrado hoy sábado, 5 de mayo, en Sevilla, su Junta General de Accionistas donde se han aprobado las cuentas anuales y la gestión del Consejo de Administración correspondiente al ejercicio 2011; la aplicación del resultado, que incluye una distribución de dividendos de 0,14 euros por acción; la reelección de Deloitte, S.L. para verificar las cuentas anuales del ejercicio 2012; la reelección por un nuevo plazo de cinco de tres consejeros dominicales; la ratificación de la creación de la página Web corporativa de la sociedad como sede electrónica; la modificación de determinados artículos de los Estatutos Sociales y del Reglamento de la Junta General para adaptarlos a las últimas modificaciones introducidas en la Ley de Sociedades de Capital; el informe anual de remuneraciones de consejeros y la autorización para la adquisición derivativa de acciones propias.

El presidente ejecutivo, Ricardo Pumar, en su intervención indicó que a pesar de la profunda y duradera crisis que vive la economía española en general y el sector inmobiliario en particular, "el Grupo Inmobiliaria del Sur ha demostrado, una vez más, la solidez de su modelo de negocio, con una fuerte componente patrimonial, que le permite resistir esta grave situación, generando resultados positivos y distribuyendo dividendos".

Como datos significativos de los estados financieros aprobados, destacó los siguientes: - La obtención de un EBITDA de 19,14 millones de euros, de los cuales el 74 por ciento procedían de la actividad patrimonial. - La reducción de los gastos de personal en un 8 por ciento y de la partida de otros gastos de explotación en un 14 por ciento. - La mejora del resultado financiero negativo en un 20 por ciento. - Y la reducción de la deuda financiera en un 9 por ciento, por un importe total del 19,1 millones de euros, que unida a la reducción del ejercicio anterior, totaliza una reducción del endeudamiento de 42 millones de euros.

El presidente ejecutivo subrayó también la fortaleza financiera del Grupo que "le ha permitido en un corto plazo de tiempo acometer una profunda transformación de su estructura financiera, convirtiendo la financiación corporativa, de corto y medio plazo, en financiación a muy largo plazo, entre 15 y 21 años, plazos que le otorgan una gran estabilidad financiera y denotan la extraordinaria confianza del sistema financiero en el futuro del Grupo".

Señaló también que la "sobrerreacción" negativa de los mercados financieros, en especial sobre el sector inmobiliario y su generalización sobre todas las empresas del sector, "había penalizado gravemente la cotización de la acción", hasta el punto de que la acción cotizaba hoy cuatro veces por debajo de sus fundamentales, manifestando que no le cabía la menor duda que cuando la tempestad amainara, "volveremos a ver la cotización de la acción en el lugar que le corresponde".

Terminó indicando que el futuro mercado y sector inmobiliario "será muy distinto al que hemos conocido, más reducido pero con muchos menos operadores" y que la reforma del sector financiero abre un amplio campo de oportunidades para los operadores solventes y profesionales, operadores que las entidades financieras necesitan para colaborar en la compleja gestión de los activos inmobiliarios adjudicados. "Inmobiliaria del Sur es uno de esos operadores que la banca necesita, porque la compañía tiene una sólida estructura financiera, una contrastada experiencia en la promoción y construcción de edificios de calidad, una gran imagen de marca y lo más importante, tiene un gran equipo humano, preparado e implicado con los objetivos y estrategias de la Compañía", concluyó Ricardo Pumar.

El director general del Grupo Inmobiliaria del Sur, Francisco Pumar, en su informe sobre actividades, puso de relieve las magnitudes fundamentales del Grupo, correspondientes al ejercicio 2011, destacando una cifra de negocio de 42,9 millones de euros, un EBITDA de 19,14 millones de euros, un beneficio neto de 4,3 millones de euros, un GAV o valor bruto de los activos por importe de 603,2 millones de euros, una Deuda Financiera Neta de 194 millones de euros y un LTV (loan to value) o ratio entre la deuda financiera neta y el valor bruto de los activos (GAV) del 32,1 por ciento, explicando después las principales cifras y parámetros de las distintas actividades de la compañía, la situación de las distintas sociedades participadas y realizó un repaso de las promociones que la compañía tiene en marcha y las que va a empezar en los próximos meses: termino de la promoción de 97 viviendas en Tomares y el inicio de una promoción en Tomares de 39 viviendas y otra de 78 viviendas en Sevilla, así como el inicio de la construcción en Tomares de un edificio de usos múltiples de 15.000 metros cuadrados que incluirá oficinas y locales comerciales.

Indicó también que el proceso de transformación de la estructura financiera de la compañía, que se inició a finales del ejercicio 2011, consistente en convertir toda la financiación corporativa, hasta entonces instrumentada en préstamos a medio plazo y pólizas de crédito a corto plazo, en préstamos a muy largo plazo, con garantía hipotecaria sobre inversiones inmobiliarias, está a punto de concluir, habiéndose formalizado ya 9 de las 10 operaciones previstas, con un volumen de 91 millones de euros sobre los 103 millones de euros planificados, a unos plazos que oscilan entre los 15 y 21 años. Este hecho, unido a la capacidad de generar recursos, al importante volumen de activos que mantienen libre de cargas y gravámenes (el 50 por ciento de sus activos destinados a arrendamientos y uso propio, valorados en 449,1 millones de euros y 34,3 millones de euros de solares y promociones en curso) y la importante tesorería con la que cuentan, por importe de 27 millones de euros, otorgan al Grupo una extraordinaria estabilidad financiera y la posibilidad para acceder y afrontar nuevas inversiones y oportunidades de negocio.

  • 1