Economía

Insur capeará el temporal con el alquiler de oficinas y la VPO

La crisis del ladrillo le ha pasado factura, como a todas las del sector, pero Inmobiliaria del Sur espera "salir fortalecida" de esta coyuntura. Para ello, potenciará la actividad de arrendamientos de oficinas y de aparcamientos, además de hacer mayor hincapié en la VPO. La reducción de beneficios, del 44% en la matriz, le ha impedido ampliar capital.

el 16 sep 2009 / 04:33 h.

La crisis del ladrillo le ha pasado factura, como a todas las del sector, pero Inmobiliaria del Sur espera "salir fortalecida" de esta coyuntura. Para ello, potenciará la actividad de arrendamientos de oficinas y de aparcamientos, además de hacer mayor hincapié en la VPO. La reducción de beneficios, del 44% en la matriz, le ha impedido ampliar capital.

No corren buenos tiempos para las empresas dedicadas a todo lo relacionado con el ladrillo y, por ello, la sevillana Inmobiliaria del Sur (Insur) también ha padecido sus efectos. Pero su presidente, Ricardo Pumar, expuso ayer ante la junta de accionistas de la compañía algunas recetas para hacer frente a la coyuntura. Entre ellas, destacó como prioridad potenciar la actividad de arrendamientos de oficinas y aparcamientos -cuenta, entre otros, con un nuevo edificio en la Isla de la Cartuja, en Sevilla-.

"Profundizaremos en la promoción de edificios terciarios, fundamentalmente oficinas, pero impulsando, por otro, la explotación de aparcamientos y la compra de activos terciarios ya arrendados", señaló Pumar. Así, recordó que, gracias a esta iniciativa de Insur, la división vio incrementada su cifra de negocio un 7,1% en 2008 y el 63,4% respecto a 2005.

"Con la apuesta en carga de los nuevos edificios que hemos construido, que totalizan 20.563 metros cuadrados de superficie alquilables y 836 plazas de aparcamiento, esperamos alcanzar la cifra de 20 millones en 2010", esto es, añadió, "duplicar en apenas un lustro el negocio de esta actividad".

La otra pata de la estrategia expansiva de la compañía es una mayor presencia en la VPO, "participando activamente", aunque, recordó Pumar, con especial insistencia en la promoción de edificios terciarios "en detrimento del residencial".

Con estas medidas, Insur prevé obtener mejores resultados durante el presente ejercicio. Durante la aprobación de las cuentas anuales, que recibieron el apoyo unánime de los accionistas presentes, el director general de Insur, Joaquín González, precisó que "estamos seguros de que consolidaremos mejores resultados este ejercicio y podremos seguir creciendo". Así, indicó que el beneficio después de impuestos de la empresa se situó en 2008 en 13,9 millones de euros. Entre sus objetivos a medio plazo, "consolidar la expansión en la zona de Madrid", señaló.

Asimismo, el director general de Insur destacó las previsiones inmobiliarias en Andalucía y Madrid, con una cartera de suelo "bien distribuido" y unos objetivos de mantener la estructura financiera y obtener la plena ocupación en sus inmuebles de arrendamiento.

En lo que respecta a la gran actividad del ente, la promoción inmobiliaria, el montante de negocio alcanzó en 2008 los 38,24 millones de euros, disminuyendo en un 55% respecto a 2007, aunque con un margen de explotación de esta actividad que se ha mantenido en los niveles de los tres últimos ejercicios, alcanzando el 40,3%. Los peores beneficios fueron los causantes de que la junta no discutiera la "tradicional" ampliación de capital de la compañía. En cualquier caso, incidió en la ratio de endeudamiento bancario neto, que llega al 30,20% -el 80% a largo plazo y el 20% a corto plazo-, "de los más bajos del sector".

"La conjunción de nuestro importante capital humano, nuestra importante solvencia y el mantenimiento de nuestra estrategia de austeridad nos permitirán salir fortalecidos de la grave crisis", sentenció Pumar para finalizar la junta.

  • 1