Economía

Insur proclama su 'fortaleza' frente a la 'crisis' de las inmobiliarias

Inmobiliaria del Sur (Insur) celebró su junta de accionistas en Sevilla, en la que sus directivos proclamaron la fortaleza de la compañía frente a un contexto de 'crisis' del ladrillo. Las claves, poco endeudamiento, liquidez holgada y deseos de acometer proyectos, entre ellos más VPO e internacionalización.

el 15 sep 2009 / 07:05 h.

Inmobiliaria del Sur (Insur) celebró su junta de accionistas en Sevilla, en la que sus directivos proclamaron la fortaleza de la compañía frente a un contexto de 'crisis' del ladrillo. Las claves, poco endeudamiento, liquidez holgada y deseos de acometer proyectos, entre ellos más VPO e internacionalización.

"Estamos en una situación de privilegio para afrontar la coyuntura actual, que es de dura crisis económica e inmobiliaria". Cuatro fortalezas dijo tener el presidente de Insur, Ricardo Pumar Pérez, para encarar un ejercicio, el presente, que, aunque complicado, prevé saldar con los mismos beneficios netos -y no menores- que los de 2007. Primera, la solidez financiera, que se mide por su reducido nivel de deudas.

Segunda, y derivada de la anterior, la capacidad precisamente de endeudamiento (acudir a la banca) para afrontar nuevos proyectos, y que de forma "prudente" se cifra en 400 millones de euros. Tercera, la tranquilidad que supone tener liquidez y no tensiones de tesorería. Y, por último, la demostrada habilidad para anticiparse a los cambios de ciclo económico, vía diversificación de los negocios.

En la junta de accionistas, que se celebró ayer en la capital hispalense, Pumar y el director general de la compañía, Joaquín González, hicieron hincapié en las estrategias desarrolladas para esquivar el frenazo que sufre el ladrillo.

Al calor de los planes de la Junta de Andalucía y el Gobierno español para fomentar las VPO (viviendas de protección oficial), González anunció un refuerzo en este segmento pues, explicó, será uno de los ejes de la actividad de promoción inmobiliaria en los próximos años. Para ello, agregó, Insur ya ha acudido a varios concursos públicos en Andalucía, "y no descartamos alianzas" para penetrar más en un mercado, el de la VPO, que, aunque nunca se abandonó, sí quedó en su día eclipsada por la mayor apuesta por la vivienda libre.

La VPO es un pilar, otro es la "fuerte vocación patrimonialista", que no es otra cosa que edificios vinculados a alquiler (oficinas y locales comerciales) y aparcamientos. Unos y otros conllevan ingresos seguros, constantes, nada que ver con los altibajos de la vivienda. Así, en 2007 la actividad de arrendamientos reportó 14,56 millones de euros (6,8% más), y los proyectos ahora en curso permitirán alcanzar los 21 millones en 2010.

Este crecimiento contrasta con la marcha de la labor de promoción inmobiliaria, cuyos ingresos cayeron el año pasado un 31,67%, hasta los 41,48 millones. Mientras, la rama constructora bajó ligeramente, con 6,5 millones de euro. En conjunto, la cifra de negocios de Insur se situó en 62,54 millones, tras descender un 22,90% respecto a 2006.

Dos estrategias hasta ahora (VPO y patrimonio) y viene aquí una tercera: el suelo. En efecto, el grupo tiene reservas que suman 1,4 millones de metros cuadrados pero -y esto es importante- sólo una mínima parte está pagada, mientras que la inmensa mayoría se mantiene como opción de compra y el desembolso, pues, se irá ejecutando en los plazos acordados y conforme se desarrollen los proyectos. "Así no comprometemos ni nuestro balance ni nos echamos más carga financiera [deudas]".

Los suelos, en Andalucía, Madrid (capital y Pozuelo de Alarcón) y Lisboa, siendo estas últimas las primeras incursiones de la firma hispalense fuera de su comunidad autónoma de origen. Los mayores terrenos, en el municipio sevillano de Bormujos. Y un proyecto, el de "gestionar bolsas de suelos de entidades financieras", y así se ha ofrecido a las cajas de ahorros y bancos con los que opera, según indicó Joaquín González.

A las tres estrategias descritas, una cuarta. La internacionalización. Así, al margen de su reciente desembarco en Portugal, Ricardo Pumar adelantó que, ante las incertidumbres del mercado inmobiliario español, va a analizar "en serio" la salida al exterior, si bien no reveló países, al tiempo que abarcar otras comunidades, y Joaquín González apuntó hacia la valenciana.

En una empresa donde "prima la rentabilidad [beneficio] sobre el volumen de actividad [la facturación]", Pumar dijo ser optimista "pese a que éste será un año difícil". ¿Reflejo? España 2, Alemania 0. Su apuesta para la final hoy de la Eurocopa.

  • 1