Local

Intentan ocupar ocho pisos vacíos de Regiones Devastadas

La Policía acordona el bloque y cerca a los ocupantes encerrados en el portal. Emvisesa presenta una denuncia por usurpación ilegal del edificio

el 14 ene 2014 / 23:30 h.

Unas ocho familias intentaron ocupar ayer pisos vacíos de uno de los bloques construidos por la empresa municipal de vivienda Emvisesa dentro del plan de rehabilitación de la antigua barriada de Regiones Devastadas, rebautizada como Nuevo Amate. Emvisesa presentó una denuncia por usurpación ilegal ante la Policía Nacional que, al cierre de esta edición, permanecía en el lugar junto a la Policía Local con el bloque en cuestión acordonado y los ocupantes en el interior de las zonas comunes del edificio a la espera de que un juez dictara una orden para proceder a su desalojo, según fuentes municipales. IMG-20140114-WA0006Fueron algunos de los antiguos vecinos del barrio que regresaron al mismo tras la construcción de los cinco bloques de viviendas en el lugar de los pisos municipales derruidos los que por la mañana avisaron de que en uno de los bloques estaban entrando personas que no habían sido adjudicatarias de estas casas, por lo que hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local y también una docena de agentes de la Policía Nacional. De las 220 viviendas existentes en los cinco bloques levantados por Emvisesa, dentro de un plan de rehabilitación de la antigua barriada en el que participaron tanto el Ayuntamiento como la Junta y el Gobierno central, están ocupadas 72 por vecinos del barrio que, tras años realojados en otras zonas de la ciudad, accedieron a retornar a su antigua ubicación. El resto están vacías pendientes de su adjudicación por orden del registro de demandantes de Sevilla, ya que otros antiguos vecinos del barrio rechazaron regresar a éste y optaron por quedarse en los pisos en los que el Ayuntamiento les realojó durante las obras. Son algunos de esos pisos vacíos de uno de los bloques construidos los que ayer intentaron ocupar ocho familias que, según confirmaron tanto el Ayuntamiento como la Policía Nacional, no llegaron a acceder a las viviendas aunque sí que entraron en el portal. Emvisesa presentó una denuncia ante la Policía Nacional por ocupación ilegal y, al cierre de esta edición, los ocupantes continuaban en el interior del edificio. El dispositivo policial, con unos tres coches de la Policía Local y tres furgonetas de la Nacional en los alrededores del bloque, se mantuvo durante todo el día, lo que despertó gran expectación entre los vecinos de la zona. Hasta el cierre de esta edición, ni el Ayuntamiento ni la Policía Nacional señalaron que se hubieran registrado incidentes ya que los efectivos no intervinieron a la espera de la decisión judicial tras la denuncia presentada por Emvisesa. Mientras, los ocupantes permanecían en el interior del edificio en zonas comunes del mismo, como el portal o la escalera.

  • 1