Local

Interior alerta de que ETA planea un secuestro en la Presidencia de la UE

Las fuerzas de seguridad extreman su coordinación para evitar una acción "espectacular".

el 28 dic 2009 / 19:16 h.

TAGS:

Rubalcaba junto al consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares.

El ministro del interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, alertó ayer de la posibilidad de que ETA pueda llevar a cabo un secuestro en "sectores significados desde el punto de vista social". Además, anunció que "desde hoy -por ayer-" los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han extremado su coordinación para evitar una acción "espectacular" que buscaría "notoriedad" en un momento de "debilidad" de la organización terrorista. La información sobre esta acción procede del CNI y trabaja con ella la Guardia Civil.

Tras la reunión de la Junta de Seguridad del País Vasco en Erandio (Vizcaya), a la que asistió el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, el ministro se refirió a la actual situación de "debilidad operativa" de la banda armada, "que nace del acoso judicial, policial, y de la cooperación internacional", además de "un aislamiento social".

En su opinión, a estos factores se suma la "división interna, cada vez más evidente", que "acentúa su debilidad". Advirtió, sin embargo, de que, ante este panorama, se debe "extremar las tareas" y la labor conjunta en contra de ETA, ya que su situación "le puede hacer pensar en acciones espectaculares". Su pretensión es, según precisó, evitar "bajar la guardia", como ocurre en largos periodos de inactividad de la organización terrorista.

Para Pérez Rubalcaba, "el riesgo" de que ETA intente matar "siempre existe" y consideró que, dado el momento actual, con España a punto de acceder a la Presidencia europea, lo lógico es pensar que "quiera estar presente". "ETA no puede sustraerse a estar presente en estos escenarios internacionales, lo que nos lleva a extremar la vigilancia, a pensar que ETA pueda estar, a su vez, pensando en cometer un atentado espectacular que, además, puede ser compatible con su situación de división interna, que le haga presente en los seis meses de Presidencia europea", dijo.

En su opinión, "cabe pensar" que la organización terrorista "esté pensando" en "realizar un secuestro". "El secuestro tendría todas estas características de acción espectacular, le daría una presencia mediática continuada, atraería hacia ETA una atención de la que ahora carece, y no tendría demasiados inconvenientes con su mundo", argumentó.

El responsable de la cartera de Interior aseguró que su ministerio ha adoptado "las medidas oportunas" porque "la debilidad de ETA no debe llevar más que a extremar nuestro trabajo, a tomar más precauciones de las que hemos tomado".
coordinación. Según anunció, los responsable de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado adoptaron la decisión de que, "a partir de hoy mismo -por ayer-", las diferentes Policías, entre ellas la Ertzaintza, y la Guardia Civil, "se coordinen pensando en que puede haber un atentado", o un secuestro, que tiene características "que se adecuan muy bien a las necesidades que una ETA débil tiene en este momento".

Preguntado por los colectivos susceptibles de ser objetivos de un secuestro, Rubalcaba afirmó que, de acuerdo con su "evaluación de riesgo", serían "sectores significados desde el punto de vista social". "A partir de hoy mismo -por ayer- nos vamos a ocupar de atender estos sectores, muchos de los cuales están protegidos", anunció. Además, alertó de que "una ETA débil puede ser mucho más peligrosa e imprevisible que una ETA fuerte".

Por su parte, Rodolfo Ares aseguró que ministerio y departamento acordaron "extremar las medidas de protección a todos aquellos que, desde el punto de vista de análisis, podrían ser objetivo de ETA". "Estamos intentando darles la mejor protección de la que seamos capaces. Seguiremos haciendo nuestro trabajo para proteger al máximo a los que podrían ser objetivo de ETA", agregó Ares.

A lo largo de su historia, la banda ha recurrido en numerosas ocasiones al secuestro como vía para tanto recaudar dinero. Los últimos secuestrados por la banda fueron el funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara y el empresario Cosme Delclaux. El más recordado fue en 1997 el del concejal del PP de Ermua, Miguel Ángel Blanco, quien fue asesinado días después tras la negativa del Gobierno de Aznar de ceder a la petición de acercar a los presos etarras.


  • 1