Local

Interior cree que los etarras vivieron como turistas en Mallorca

Las fuerzas de seguridad trabajan con la hipótesis de que los etarras que atentaron en Palma de Mallorca se desplazaron a la isla, vivieron como turistas, sin contactar con nadie, hasta que colocaron la bomba con la que asesinaron a los dos guardias civiles.

el 16 sep 2009 / 06:38 h.

TAGS:

Las fuerzas de seguridad trabajan con la hipótesis de que los etarras que atentaron en Palma de Mallorca se desplazaron a la isla, vivieron como turistas, sin contactar con nadie, hasta que colocaron la bomba con la que asesinaron a los dos guardias civiles.

Así lo ha comentado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en declaraciones a Onda Cero, recogidas por Efe, en las que ha insistido en que no habrá un final dialogado con ETA - esta vía, ha dicho, "está completamente descartada"-, ni Batasuna volverá a las instituciones, mientras que la banda terrorista siga viva.

El titular de Interior ha explicado que se están investigando todas las hipótesis e informaciones que en materia de ETA se tienen en Mallorca, pero que por el momento no se ha encontrado ningún tipo de vinculación de nacionalistas radicales de la isla con los autores del atentado.

Y los autores, según las últimas hipótesis, podrían ser una, dos o tres personas, que se desplazaron a la isla, que pusieron la bomba, y que "se han ido o siguen allí".

Sobre la posibilidad de que los terroristas que atentaron en Palma pudieran haber salido de la isla con pasaportes falsificados de la UE, el ministro ha considerado que, tras una acción de este tipo, "no hay etarra que se atreva" a ello, una vez que se establece el correspondiente cordón policial.

Preguntado sobre el intento de robo de una furgoneta en Valencia en la madrugada del sábado y su posible conexión con ETA, el ministro ha indicado que las últimas informaciones están haciendo desvanecer la hipótesis de que este incidente estuviera relacionado con la banda terrorista.

No obstante, el ministro ha dicho que las investigaciones continúan para despejar totalmente esta posibilidad.

Además, el ministro ha vaticinado que en unos meses podemos asistir a "una nueva farsa de Batasuna, que saldrá diciendo aquello de que condena la violencia, y que le demos tiempo para convencer a ETA de que deje de matar y que, por tanto, legalicemos su partido". Y la respuesta, ha añadido Rubalcaba, va a ser "radicalmente que no".

  • 1