Local

Interior "descabeza" a Segi y golpea al núcleo que rechaza la vía política

ETA se queda sin cantera tras la detención de 34 miembros de la organización ilegalizada.

el 24 nov 2009 / 20:09 h.

TAGS:


Las actuaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado contra el entorno de ETA está asfixiando a la izquierda abertzale. El hasta ahora último capítulo se escribió ayer con la detención de 34 miembros de la ilegalizada organización juvenil de Batasuna, Segi, la que en estos momentos está más cerca del núcleo duro de ETA, que rechaza todo planteamiento que sugiera la posibilidad de mantener una vía política.


Esta operación, sin duda, es de gran importancia para impedir la reorganización de la banda terrorista. Así lo reconoció ayer el propio Ministerio del Interior que admitió que los arrestos han supuesto el "descabezamiento" de la "cantera de ETA" y un duro golpe contra la organización de la izquierda abertzale de mayor "ortodoxia" y "fidelidad" a la banda terrorista.


En la operación conjunta de la Policía y de la Guardia Civi l dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska se detuvo a 34 presuntos miembros de Segi que ocupaban los niveles de "máxima" dirección territorial y comarcal de la organización ilegal. Los arrestos, 29 efectuados por la Policía y cinco por la Guardia Civil, se realizaron en el País Vasco -siete en Vizcaya, nueve en Álava, y 11 en Guipúzcoa- y otros siete en Navarra. Varios de los detenidos integraron en el pasado listas de formaciones que luego fueron ilegalizadas por su relación con la banda ETA y otros son estudiantes que llegaron a ocupar cargos de representación estudiantil en la universidad.


Según Interior, estos arrestos conllevan la "casi total desarticulación" de las estructuras clandestinas de Segi en España y acarrean un "golpe de impacto" a su financiación y estructura logística. Además de los 34 detenidos, la Policía y la Guardia Civil practicaron 92 registros en domicilios y locales de Navarra, Vizcaya, Álava y Guipúzcoa.


Publicaciones de ETA. Los agentes intervinieron abundante documentación de Segi y soportes informáticos, que serán analizados en los próximos días. También se encontraron pegatinas, propaganda y publicaciones de ETA, bombonas de camping-gas, gasolina, ácido, guantes, recipientes y manuales para la elaboración de artefactos explosivos e incendiarios, además de 6.000 euros en sobres así como anotaciones manuscritas con placas de matrícula.


Los Servicios de Información de la Policía y de la Guardia Civil consideran que Segi pretendía reforzar su estructura, aumentando las captaciones de nuevos militantes y ampliando su permanencia en la organización. También pretendía potenciar los procesos de formación de sus miembros para poder acometer las directrices de ETA, "endurecer el conflicto" e incrementar la violencia callejera. Esta movilización coincide en el tiempo con algunos movimientos en el seno de la izquierda abertzale que, sin embargo, dan señales de querer mantener abierta una línea política, como la auspiciada por Arnaldo Otegi y por Arkaitz Rodríguez. Este último llegó a pedir que se controlase a Segi.


Y es que entre las "luchas prioritarias" de esta organización figuraba el "tren de alta velocidad", el "modelo educativo", la "especulación inmobiliaria" y la construcción del "Estado vasco". Todas estas acciones aparecían recogidas en un documento intervenido al responsable del aparato político de ETA, Ekaitz Sirvent Auzmendi, detenido el pasado mes de abril en París.
Esta operación fue acogida de forma desigual por las diferentes formaciones. PSE y PP se felicitaron, mientras que las fuerzas nacionalistas como el PNV indicaron que esperan que los arrestos sean justificados y no para hacerse la "foto".
Mientras tanto, la izquierda abertzale llamó ayer a secundar una manifestación que tendrá lugar hoy en San Sebastián para exigir la puesta en libertad de los jóvenes de Segi, organización ilegalizada el 19 de enero de 2007 por el Tribunal Supremo al considerarla seguidora de las también ilegalizadas Haika y Jarrai.


De forma paralela a estas detenciones, en Francia la Policía gala detuvo ayer al concejal nacionalista del Ayuntamiento de Hendaya Iker Elizalde, aunque este arresto parece que no tiene relación con la operación realizada en España.

  • 1