Local

Interior niega la carga policial en los incidentes de julio con el SAT y dice que sólo hubo un herido y fue leve

Los incidentes frente a la Casa Rosa se produjeron después de que unos 1.000 militantes del SAT hubieran marchado desde Villaverde del Río (Sevilla) hasta la capital hispalense para demandar medidas que palien la crisis en el medio rural.

el 11 dic 2009 / 11:03 h.

TAGS:

El Ministerio del Interior negó que en los incidentes del pasado 1 de julio, durante la concentración de trabajadores organizada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) frente a la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, en Sevilla, hubiera carga policial alguna y mantuvo que ninguno de los concentrados, salvo uno que presentaba un enrojecimiento en el brazo, resultó herido.

Según consta en una respuesta en el Congreso al diputado de IU, Gaspar Llamazares, a la que tuvo acceso Europa Press, el departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba señala que los policías actuaron "de forma proporcionada" empleando "la mínima fuerza indispensable" para desalojar a los 200 concentrados.

Tras los incidentes, el secretario general del SAT -antiguo SOC-, Diego Cañamero, denunció en declaraciones a Europa Press que los policías habían cargado contra los trabajadores "de forma indiscriminada", provocando "varios heridos", entre ellos el parlamentario andaluz y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, que ha sido "herido en un brazo y se ha llevado la peor parte".

"En absoluto hubo carga policial", mantiene Interior, que explica que la disolución de la concentración se produjo mediante el "desalojo individualizado" de los jornaleros, desde la calzada hasta la acera. Asimismo, añade que los desalojados se resistieron de forma "pasiva y activa", con "patadas y utilizando los palos de las banderas que portaban para golpear a los policías que los iban trasladando".

Así las cosas, según la versión del Ministerio, no cabe la apertura de una información, previa a una posible sanción a los policías intervinientes porque, según recalca, actuaron en todo momento de manera "proporcionada".

Los hechos. Los incidentes frente a la Casa Rosa se produjeron después de que unos 1.000 militantes del SAT hubieran marchado desde Villaverde del Río (Sevilla) hasta la capital hispalense para demandar medidas que palien la crisis en el medio rural. A su llegada a Sevilla se concentraron frente a la sede de la Presidencia pero después de que no fueran recibidos por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, la mayoría de ellos abandonaron el lugar.

Otros 200 sindicalistas permanecieron concentrados en la zona ocupando, según dice Interior, el perímetro de seguridad establecido en torno a la Presidencia y parte de la calzada de la Avenida de Eritaña, "interrumpiendo el tráfico".

El dispositivo policial desplegado en la zona avisó de la imposibilidad de mantener la concentración pero los trabajadores "continuaron en dicha actitud" y "haciendo caso omiso de estas advertencias". "Sólo se obtuvo como respuesta una actitud de resistencia", añade el Gobierno.

  • 1