jueves, 15 noviembre 2018
09:23
, última actualización
Local

Interior quiere penar el vandalismo como la kale borroka

el 02 abr 2012 / 19:44 h.

TAGS:

El ministro del Interior, Jorge Fernández, aseguró ayer que su Gobierno quiere aprobar antes de que acabe este año la reforma penal que castigará el vandalismo callejero igual que la kale borroka. Además, explicó que lo que pretende es elevar las penas para esos delitos a un mínimo de dos años con el fin de poder adoptar la prisión provisional.

En declaraciones a su llegada al comité ejecutivo nacional del PP, Fernández subrayó que los incidentes que se produjeron en la huelga general y "en ocasiones anteriores en Barcelona de una manera muy especial" evidencian que hay "radicales antisistema y violentos que utilizan ese tipo de concentraciones para actuar como auténticas guerrillas urbanas".

En este punto, explicó que Interior y Justicia trabajan "conjuntamente" para dar una respuesta desde el Código Penal "adecuada a la altura de la agresión que se está formulando a la sociedad". Se trata, prosiguió, de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como tribunales, jueces y fiscales "tengan los instrumentos jurídicos y penales adecuados".

Fernández señaló que elevando las penas "para ese tipo de agresiones y para ese tipo de delitos a un mínimo de dos años", los fiscales "podrán pedir como medida cautelar la prisión provisional y los jueces adoptarla". De esta forma, recalcó, España se estará "homologando a países" de su entorno como Francia o Reino Unido para hacer frente a ese tipo de agresiones.

El ministro subrayó que "la voluntad" del Gobierno de Rajoy es que pueda estar aprobado este mismo año.

Por su parte, el PSOE considera "complicado" equiparar desde el punto de vista legal el vandalismo callejero con la kale borroka, pero reconoce que hay que estudiar "cualquier fórmula" para "evitar que [el destrozo de elementos urbanos] se produzca casi cada fin de semana" como sucede en Cataluña, expresó ayer la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano."Estamos muy preocupados por ese fenómeno de vandalismo y terrorismo callejero", reconoció en una rueda de prensa. A su juicio, en este fenómeno hay también "problemas de prevención y de actuación policial", pero está claro que hay que solucionarlo.

No obstante, Valenciano considera "complicado" equipararlo con la kale borroka, dado que ésta tiene "componentes distintos".

Desde la comunidad afectada, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, sí expresó que los disturbios que se produjeron en Barcelona durante la huelga general son comparables con la kale borroka, ya que se trata de un movimiento de "vandalismo, gamberrismo y destrucción del espacio público". "No sé si es afortunado compararlo con el terrorismo, pero sí que se puede comparar con la kale borroka", proclamó. El presidente catalán defendió que este tipo de actos deben ser sancionados por todas las vías posibles, por lo que apostó por una reforma para que los responsables vayan a la cárcel.

  • 1