Local

Interrogará desde el jueves a 45 testigos sobre la contratación del Yak-42

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska comenzará a interrogar el próximo jueves a los 45 testigos -una treintena de ellos militares- que ha citado a declarar en relación con la causa en la que investiga las supuestas irregularidades en la contratación del Yak-42.

el 15 sep 2009 / 11:23 h.

TAGS:

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska comenzará a interrogar el próximo jueves a los 45 testigos -una treintena de ellos militares- que ha citado a declarar en relación con la causa en la que investiga las supuestas irregularidades en la contratación del Yak-42.

Grande-Marlaska fijó el pasado mes de junio las declaraciones para los próximos meses de septiembre y octubre y cursó comisiones rogatorias pidiendo diversos datos a un total de quince países, diligencias solicitadas por las acusaciones particulares que ejercen los familiares de los 62 militares españoles fallecidos en el accidente del Yak-42 en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003.

Seis militares serán los primeros que comparecerán el próximo 11 de septiembre en el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, entre los que estará el ex director de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche.

El juez también interrogará -el 29 de septiembre- al ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz Roldán; al Jefe del Estado Mayor del Ejército, José Antonio González, y al ex subsecretario de Defensa Víctor de la Torre, el 6 de octubre.

Entre las personas llamadas a declarar que no son militares figuran la diputada del PSOE María del Carmen Sánchez Díaz -que planteó al Gobierno del PP numerosas preguntas sobre el accidente del Yak-, varios empleados de Chapman Freeborn -la empresa contratista del avión-, un periodista que viajó en un vuelo anterior de la aeronave y el presidente del sindicato de pilotos SEPLA.

El juez también acordó que se tome declaración a otros testigos fuera de España: en Luxemburgo, a dos directores generales de NAMSA, la agencia de la OTAN contratista de los aviones para el traslado de tropas españolas al exterior; en Noruega, a los militares que se quejaron de las condiciones de las aeronaves, y en Ucrania, al presidente de la empresa arrendataria del Yak siniestrado.

Además solicitó centenares de documentos a los Ministerios de Defensa y de Fomento, al Congreso de los Diputados y Senado, al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y a varios medios de comunicación, a los que pidió una copia de las informaciones transmitidas el día del siniestro y en las fechas inmediatamente posteriores.

El pasado 20 de mayo, Marlaska acusó a cinco altos mandos militares de un delito de homicidio por imprudencia grave y les citó a declarar como imputados en relación con esos hechos.

Se trata de los que fueron Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Antonio Moreno Barberá, y Jefe del Estado Mayor Conjunto (JEMACON), Juan Luis Ibarreta Manella; el jefe de la división de operaciones del EMACON, José Antonio Martínez, y otros dos responsables de este departamento: Joaquín Yáñez y Alfonso Elías. EFE

  • 1