Interrumpido el tráfico ferroviario entre Osuna y Pedrera por una tromba de agua

se ha establecido un plan alternativo de transporte por carretera para los trenes de Media Distancia

el 29 ago 2013 / 19:45 h.

La fuerte tromba de agua que cayó a primera hora de la tarde de ayer en buena parte de la Sierra Sur de Sevilla afectó a la vía del tren en el tramo que va desde Pedrera a Osuna, que se tuvo que cortar durante poco más de dos horas y media en el kilómetro 91 debido a que la lluvia se llevó la base de piedra o balastro de la vía, según informó el Servicio Unificado de Emergencias 112. La interrupción se produjo sobre las 18.30 horas y el servicio ferroviario se volvió a restablecer sobre las 21.10 horas. Por su parte, fuentes del ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) indicaron que el corte se produjo por un desguarnecido de la vía que se llevó parte de la infraestructura. Aseguraron que desde que se produjo el incidente  técnicos de Adif y de Renfe acudieron a trabajar a la zona para restablecer la normalidad del servicio, algo que se pudo producir pocas horas después del corte. A consecuencia de este incidente los pasajeros de los trenes de Media Distancia convencional Sevilla-Málaga y Sevilla-Granada-Almería que debían circular entre 18.30 horas y las  21.10 horas por ese tramo de vía, en total cuatro trenes, fueron transbordados por carretera entre Osuna y Pedrera y viceversa. En septiembre y noviembre del año pasado también se tuvo que cortar el tráfico ferroviario en ese mismo tramo a consecuencia de otras fuertes trombas de agua. En el mes de noviembre el servicio ferroviario fue interrumpido durante cuatro horas y afectó a cerca de 200 pasajeros. En esa ocasión también fueron trasladados de una estación a otra en autobús. A pesar de que el 112 había activado la alerta naranja por fuertes lluvias sólo en la Sierra Norte, en esta comarca casi no se produjeron incidentes. En La Puebla de los Infantes sí llovió con fuerza pero sin causar daños. En cambio, aunque en la Sierra Sur no estaba activada la alerta naranja es donde las trombas de agua provocaron más incidentes, pero de poca importancia: alguna calle y bajos anegados. Según el 112 recibieron llamadas de municipios como Morón de la Frontera, Montellano y Pedrera. En esta última localidad, según informó su alcalde, Antonio Nogales, en la tarde de ayer cayeron aproximadamente 70 litros por metro cuadrado en tan sólo hora y media, lo que provocó que la calle principal se inundara y se llenase de barro, como, según dijo, suele ocurrir cuando llueve con fuerza. No obstante, indicó que los servicios municipales cuando dejó de llover se pusieron a trabajar para retirar el agua y el lodo acumulado en la vía. Asimismo, en alguna que otra calle la intensa lluvia causó que se  inundasen los bajos de algunas viviendas, aunque remarcó que las incidencias que se produjeron ayer no fueron muy graves.

  • 1