martes, 20 noviembre 2018
18:46
, última actualización
Economía

Inturjoven entra en beneficios y se abre a la colaboración privada

La empresa pública expandirá y reformará la red de albergues con nuevas fórmulas de gestión.

el 26 ene 2012 / 21:28 h.

TAGS:

El director gerente de Inturjoven, José María Zambrano, muestra la gráfica con los resultados de 2011.

La consigna para las empresas públicas en estos tiempos, más aún si lo que quieren es sobrevivir en plena oleada de reajustes y recortes, es evitar convertirse en lastres para los presupuestos de las administraciones. Inturjoven , sociedad de la Junta que gestiona la red de albergues y otras actividades de ocio e idiomas, ha logrado cerrar las cuentas del año pasado con beneficios operativos por primera vez en sus dos décadas de historia, que ascendieron a 118.716 euros.

Resultado que contrasta con los números rojos por 1,2 millones registrados en 2010 y los casi 2 millones de pérdidas anotadas en 2006. Así pues, el déficit que arrastra la empresa se sitúa en torno al millón que confía en poder equilibrar en la próxima legislatura.

El director gerente de Inturjoven, José María Zambrano, explicó ayer a este periódico que en 2011 empezaron a recogerse los frutos de la reorientación de estrategia de la empresa, centrada en diversificar su actividad para complementar la oferta de albergues (que representan el 52% del negocio) con otros servicios como cursos de idiomas (32%) y celebración de eventos (16%). El primer efecto se ha dejado sentir en el mayor gasto por persona alojada, que se ha triplicado en el último lustro.

Pero la filosofía de mayor eficiencia de los recursos disponibles, que es la que impera por necesidad, se ha traducido en un ahorro medio de costes del 20% el año pasado, abundó Zambrano, tras renegociar con su red de proveedores -integrada por en torno al millar de empresas andaluzas-, de los que ha conseguido que estrechen sus márgenes y trabajar con ellas "como si fueran un departamento nuestro más" a cambio de ampliar el periodo de los contratos y de un compromiso de fecha de pago (la media se situó en 84,54 días). Además de negociar precios más competitivos de la mano de otras cadenas hoteleras nacionales, cada centro cuenta con autonomía para decidir lo que necesita, lo que redunda en más ahorro.

José María Zambrano avanzó, además, que el futuro pasa por impulsar los proyectos de colaboración público-privada, de manera que sea la iniciativa privada la que asuma en solitario la inversión -por ejemplo, de un nuevo albergue- y, una vez que haya recuperado ese desembolso, Inturjoven participe de los beneficios generados, precisó el director gerente, que admite, no obstante, que el principal escollo a salvar para que esta fórmula prospere es la dificultad para encontrar financiación.

El primer caso práctico se está desarrollando en Marbella (Málaga), donde una empresa privada asume el coste de la ampliación del albergue y la construcción de un parking. "Las nuevas aperturas se tendrán que hacer bajo esa fórmula de gestión compartida", en la que la tramitación urbanística y el diseño del proyecto los asume la empresa pública. Sobre la mesa, y bajo esta premisa, se encuentran la ampliación del albergue de Chipiona (Cádiz), la reconstrucción completa del de Cazorla (Jaén) y el de Cádiz.

Zambrano, que aseveró que la privatización de la red de albergues "no la hemos contemplado ni tendría sentido" hacerlo, destacó que frente al estancamiento de la actividad de los albergues que se prevé por la austeridad impuesta en las administraciones, se potenciarán los cursos de español para extranjeros aprovechando la red de alojamientos. Ya hay acuerdos con EEUU y Corea.

  • 1