Local

Invercaria se querella contra Cantos por "falsedad y estafa procesal"

Alude a un proceso de  "contaminación" con las nuevas grabaciones hechas públicas este  miércoles, que considera que también están "manipuladas".

el 07 mar 2012 / 11:38 h.

TAGS:

La empresa pública de inversión y capital riesgo de la Junta de Andalucía, Invercaria ha presentado una querella contra el exdirector de Promoción, Cristóbal Cantos, por presuntos delitos de "falsedad" de documentos y "estafa procesal" por las grabaciones efectuadas de la conversación entre el propio Cantos y la expresidenta de dicha empresa pública Laura Gómiz, según ha explicado el presidente de Invercaria, Francisco Alvaro Julio, quien alude a un proceso de "contaminación" con las nuevas grabaciones hechas públicas este miércoles, que considera que también están "manipuladas".

Alvaro Julio ha presentado en el registro de los juzgados de Sevilla dicha querella en nombre de Invercaria, al igual que ya hizo el pasado martes la propia Laura Gómiz y ha recordado que ya el pasado lunes anunció que Invercaria estudiaría las acciones pertinentes para delimitar si existía algún tipo de responsabilidad o tipo delictivo en los hechos cometidos por Cristóbal Cantos.

De esta forma, los abogados han estudiado los contenidos de lo aportado en la grabación y el informe técnico pericial elaborado sobre dicha cinta por la empresa Graudio y apuntan a que "hay indicios de la comisión de dos posibles delitos, de falsedad y estafa procesal", por lo que se redactó y presentó la querella, que ahora deberá ser analizada por el juzgado de instrucción que toque.

Alvaro Julio ha recordado que los peritos detectaron "serios indicios de manipulación" en dicha cinta, en concreto "en más de 13 cortes acústicos en la grabación, y siempre cuando habla la voz femenina, la voz de Laura Gómiz, mientras que a Cantos se le escucha no tiene ninguna interrupción ni incidencia acústica". "la grabación no es la original, es la aportada por Cantos, con indicios de manipulación".

Asimismo, sobre las nuevas grabaciones aparecidas este miércoles en varios medios, el presidente de Invercaria, que indica que "hay tres cintas", apunta que tiene "la misma opinión", de forma que considera que "hay contaminación desde el momento en que el informe pericial indica que hay indicios de manipulación, por lo que todo está contaminado por manipulación y esta nueva grabación está absolutamente contaminada y cualquier frase está sacado fuera de contexto".

"La frase puede ser otra, pero puede haber interrupciones o incidencias y se ha efectuado un montaje de frases", ha aseverado Alvaro Julio, quien apunta que la extensión de la querella a las otras grabaciones "se deberá ver en el procedimiento de instrucción, que espero que comience cuanto antes". "Ello dependerá de lo que se diga, pero defenderemos a Invercaria, a las instituciones y al trabajo que se viene realizando", ha agregado.

Asimismo, aunque ha reconocido que la Intervención General no examina las operaciones de Invercaria, sí deja claro que "otro tipo de instituciones sí fiscalizan su actuación, Invercaria es una sociedad absolutamente transparente y sus operaciones están autorizadas y tienen los controles por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)".

"Estamos fiscalizados, no por la Intervención General pero sí por otras auditoría, como cualquier sociedad de capital riesgo, así lo exige la CNMV", ha agregado Francisco Alvaro Julio, quien ha apuntado que es algo "blanco y en botella" el hecho de que Cantos se dirigiera a la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, encargada de la investigación sobre las irregularidades detectadas en expedientes de regulación de empleo (ERE), para hacerle entrega de dicha grabación.

Invercaria aseguró el pasado lunes que había "serios indicios de manipulación" en la grabación de las conversaciones en poder de Alaya, en las que, presuntamente, la por entonces presidenta de esta entidad, Laura Gómiz, ordena al exdirector de Promoción, Cristóbal Cantos, para que redacte informes con fechas y datos falsos sobre ayudas ya concedidas.

  • 1