Local

Inversión de 950.000 euros para impulsar el empleo en el campo

El Ayuntamiento proyecta un plan para reactivar la economía local.

el 10 feb 2013 / 20:43 h.

TAGS:

Proyecto de agricultura ecológica en una fina de la localidad de Écija.

El Ayuntamiento de Écija, gobernado por el popular Ricardo Gil-Toresano, está trabajando en la elaboración de un plan integral de empleo para la localidad en el que el sector agrícola, ganadero y de energías renovables será un pilar básico. En él, el Consistorio prevé invertir unos 950.000 euros. A este dinero habrá se sumar el que puedan aportar otras administraciones y empresas privadas.

El concejal de Agricultura y Desarrollo Rural, Carlos Onetti, aclaró que la idea es que este proyecto, en el que están implicadas todas las áreas municipales, pueda dar sus frutos a medio y largo plazo, "para reducir la alta tasa de paro que sufre Écija".

Este plan de empleo, remarcó Onetti, busca invertir, "no gastar", y para ello como pieza fundamental del mismo es que todas las actuaciones que se pongan en marcha tengan prevista su financiación, un plan económico y una previsión del tiempo que se tardará en realizar, "porque no se trata de subsidiar a nadie".

El documento elaborado por el Consistorio en el sector agrario se divide en nueve bloques, que van desde la formación de jóvenes agricultores y nuevos autónomos hasta la mejora de las infraestructuras.

Onetti señaló que es fundamental la formación, para ello se creará una oferta planificada de cursos específicos para jóvenes agricultores en colaboración con el Instituto de Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), cooperativas y asociaciones sindicales. Además, el Ayuntamiento tramitará ayudas para jóvenes emprendedores autónomos y creará una ayuda extraordinaria a proyectos que sean novedosos. La inversión municipal prevista para ello será de 20.000 euros.

También se busca fomentar el consumo de productos de la marca Écija, para lo que se harán campañas de difusión de los mismos y se impulsarán a través de la inscripción como Denominación de Origen Protegida (DOP) o Indicación Geográfica Protegida (IGP). La aportación municipal será de 15.000 euros.

Atraer la inversión de las energías renovables es otra de las acciones que iniciará el Ayuntamiento. Para ello, los nuevos inversores tendrán bonificaciones en los impuestos. Aquí la inversión del Consistorio se dispara a los 270.000 euros.

El proyecto también incluye bajar el IBI rústico hasta el 25% a las plantaciones con una superficie no mayor a las 25 hectáreas que sean de regadío, nuevas y de calado manufacturero.

En este plan de empleo, la administración local también destinará 6.000 euros para desarrollar, junto a las cooperativas, una nueva producción agroindustrial que incorpore un valor añadido a los productos agrarios locales y su posterior comercialización. Se hace mucho hincapié en crear nuevas cooperativas de trabajo de envasado y transformación.

Onetti insistió en que es necesario renovarse para crecer y por ello señaló que en el documento, que ya se ha presentado al sector de la Agricultura, se propone la plantación de productos novedosos e incorporar una tecnología moderna productiva que permita impulsar o diversificar. Para ello se realizarán gestiones con el Ifapa, la Universidad de Córdoba, empresas, cooperativas y comunidades de regantes para establecer convenios de colaboración. Para esta medida el Ayuntamiento aportará 15.000 euros.

Una cifra muy superior, 500.000 euros, es lo que calcula el Consistorio que invertirá en el programa de transformación de la zona regable Genil-Cabra, ya que se estima que la creación de empleo directo e indirecto será de unos 500 trabajadores. Para ello quiere plantear a la administración competente la importancia de este proyecto para el desarrollo de la zona. El Ayuntamiento entiende que quizás no se podrá realizar de inmediato con una dotación de regadío plena, pero señala que en su defecto se pueda realizar la ejecución de las obras de transformación en regadío con una dotación reducida de agua, que permita, entre otros cultivos, el olivar en goteo.

La ganadería también tiene un espacio en este plan con una dotación de 3.500 euros, para su modernización. El Ayuntamiento subvencionará con la excepción del IBI a las explotaciones durante un periodo de dos años y habrá bonificación del 90% del impuesto de construcciones.

El noveno punto del plan de empleo se centra en la mejora de las infraestructuras. Para ello la administración local cifra en 90.000 euros su inversión, aunque también establece un plan municipal extraordinario de mejora de infraestructuras agrarias municipales con una dotación de 150.000 euros al año -durará tres-. El objetivo es fomentar las inversiones públicas y privadas en infraestructuras agrarias, para mejorar la competitividad de las producciones y mejorar la accesibilidad a las explotaciones. Aquí también se prevén exenciones fiscales.

  • 1