Local

Investigadores de la UPO trabajan en un fármaco que permite olvidar

El medicamento, que permite eliminar recuerdos, ha sido probado con éxito en ratones de laboratorio.

el 16 jul 2012 / 15:22 h.

TAGS:

El grupo de investigación en neurociencias de la Universidad Pablo  de Olavide de Sevilla, dirigido por José María Delgado, trata de dar  con un fármaco que permita eliminar recuerdos, un avance científico  que ya han logrado en ratones de laboratorio modificados  genéticamente.

En declaraciones a Europa Press, el investigador ha señalado que  su equipo ha logrado bloquear la actividad de una parte de la corteza  cerebral, anulando el denominado 'giro dentado', consiguiendo así que  el animal borre el recuerdo que está activo en un momento  determinado.

Delgado, que este lunes ha pronunciado una conferencia en el  Congreso en el VIII Congreso de la Federación de Sociedades Europeas  de Neurociencias (Fens), que reúne a 7.000 expertos hasta este  miércoles en Barcelona, ha explicado que el aprendizaje concreto que  se indujo en los ratones fue que cerraran los párpados ante un soplo  de aire.

En concreto, los científicos hicieron que los ratones, ante una  señal acústica que advertía de la llegada del viento, aprendieran a  cerrar los ojos con antelación para evitar las molestias.

La modificación genética previa posibilitó que al activar una  proteína concreta en la zona cerebral que recoge y procesa los  recuerdos recientes, los ratones olvidaran lo aprendido, obligándoles  a tener que volver a seguir el mismo proceso para aprenderlo de  nuevo.

"Estamos buscando algo más simple, una sustancia química que  permita hacer lo mismo" sin necesidad de modificaciones genéticas, ha  avanzado Delgado, que ha explicado que su investigación está  pendiente de revisión en la revista 'Nature Neuroscience' para una  eventual publicación.

El investigador ha precisado que, más que una cadena corta de  proteínas, que no se pueden ingerir en formato de pastilla porque se  deterioran en el tubo digestivo, el objetivo pasa por dar con una  "molécula mucho más pequeña" que produzca el mismo efecto.

"Al cerebro hay que estudiarlo en vivo y en directo", cuando  funciona en condiciones fisiológicas correctas, y no 'a posteriori'  cuando ya no alberga actividad, ha reseñado el investigador.

El congreso de la Fens, que cuenta con la colaboración de la  Sociedad Española de Neurociencia (Senc), se celebra en el Centro de  Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), y aborda estos días  los últimos avances en investigación cerebral.

  • 1