Local

Investigan a una empresaria afiliada al PSOE por el caso ERE

Encarnación Poto, expresidenta de Acyco, se autoincluyó como prejubilada en el expediente de su empresa pero siguió cobrando un sueldo como asesora contratada por los nuevos dueños. El partido estudiará su casa para decidir si la expulsa.

el 07 oct 2011 / 21:29 h.

TAGS:

Encarnación Poto, en la fábrica de Acyco en la que trabajó 46 años.
La expresidenta de Aceites y Conservas (Acyco), una empresa aceitera radicada en Dos Hermanas (Sevilla), Encarnación Poto, declarará la próxima semana ante la Guarcia Civil como imputada en el caso ERE, en el que la jueza Mercedes Alaya investiga un presunto fraude en expedientes de regulación de empleo subvencionados por la Junta. El ERE de Acyco ya estaba bajo sospecha, porque en la investigación interna de la Consejería de Empleo se detectaron dos falsos prejubilados -personas que se beneficiaron de ERE de empresas en las que nunca trabajaron-. Ahora, Encarnación Poto está siendo investigada por aparecer ella misma como beneficiaria de una póliza por la que cobró 261.046 euros en el ERE de 2004. Sin embargo, desde 2005 Poto se mantuvo en activo como consejera contratada por la empresa, adquirida por SOS, con un sueldo de 5.000 euros que percibió hasta su dimisión el año pasado, según avanzó ayer El País.

 

Poto, afiliada a la agrupación socialista de Dos Hermanas, es una conocida y respetada empresaria en Andalucía, distinguida con varios premios, entre ellos el Meridiana que concede el Instituto Andaluz de la Mujer y la Medalla al Mérito en el Trabajo que otorga el Ministerio, ambos en 1999. Su trayectoria ha sido considerada un ejemplo de trabajadora luchadora ya que llegó a la presidencia de Acyco cuando en 1994, los dueños de la envasadora de aceitunas presentaron un ERE y junto a 132 trabajadores decidió comprar la fábrica y constituir una Sociedad Anónima Laboral. En 2004, la empresa y el sindicato UGT plantearon otro expediente que afectó a 35 trabajadores cuyas prejubilaciones fueron subvencionadas por la Junta con 2,8 millones de euros. Es en ese ERE en el que aparecen como intrusos Domingo Martínez, exalcalde socialista de San Nicolás del Puerto, y Andrés Carrasco, amigo del exdirector general de Trabajo Javier Guerrero -principal imputado como gestor de las ayudas-.

Poto rehusó ayer hacer declaraciones a El Correo hasta que comparezca ante la Guardia Civil. Fuentes de su entorno confirmaron que su comparecencia está prevista para la próxima semana aunque aún no tienen fecha.

Por su parte, desde el PSOE confirmaron su afiliación a la Agrupación local de Dos Hermanas donde, aunque no ocupa ningún cargo en la Ejecutiva, participa activamente y recientemente acudió a una de sus reuniones.

La secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, aseguró ayer que el partido tuvo conocimiento del caso "a través de los medios" por lo que estudiará las circunstancias antes de decidir si expulsa a Poto de sus filas como ya ha hecho con otros nueve socialistas investigados en el caso, y algunos ya imputados por la jueza, por aparecer como intrusos en los ERE o participar en su tramitación.

  • 1