Local

Investigan la muerte de un bebé en una guardería de Córdoba

Los primeros indicios apuntan al atragantamiento o la muerte súbita

el 13 may 2010 / 19:22 h.

TAGS:

Un bebé de siete meses falleció el pasado miércoles por causas desconocidas en la guardería El Globo, un centro semiprivado de Córdoba. Las primeras tesis de la investigación, a la espera de los resultados definitivos de la autopsia, apuntan a que podría haber muerto por atragantamiento, mientras comía, o por muerte súbita, según un portavoz del centro de educación infantil, ubicado en El Brillante, una urbanización de lujo de la capital cordobesa.

El bebé vivía junto a su madre, de 22 años, en una casa de acogida de la congregación de las Religiosas Adoratrices que atiende a personas en riesgo de exclusión social y había sido inscrito en esta guardería ya que la mujer trabajaba y no podía atenderle durante esas horas.

Se trataba de una guardería privada que había empezado a conveniarse (sostenerse con fondos públicos) desde los cursos inferiores, según el Ayuntamiento de Córdoba. La dirección del centro subrayó que el crío "se encontraba muy bien atendido", al tiempo que explicó que las investigaciones continúan su curso y no se descarta que el pequeño falleciera por muerte súbita. "En principio, los primeros resultados de la autopsia revelaban que el bebé se había atragantado, aunque las últimas informaciones apuntan a que podría haber fallecido por muerte súbita", señaló un portavoz del centro. No obstante, desde la Delegación provincial de Educación subrayaron que aún es pronto para conocer las causas exactas de la muerte.

La Delegación Provincial de Educación de Córdoba lamentó la muerte del bebé y mostró sus condolencias a la familia, al tiempo que ofreció asesoramiento y apoyo al centro donde ha ocurrido el suceso. Fuentes de este departamento dijeron estar a la espera de que la autopsia determine la causa de la muerte y los expertos terminen de desarrollar la investigación para, en base a todas las conclusiones, actuar en consecuencia.
precedente en sevilla. En abril de 2006, en Sevilla, un niño de tres años murió asfixiado al quedarse atrapado por la cabeza en una de las papeleras colgantes del colegio Jacarandá en la barriada de Sevilla Este. El niño falleció por parada cardíaca a consecuencia de la

Asfixia. Hace poco más de un mes, la Consejería de Educación tuvo que pagar una indemnización de 115.187,32 euros para la familia del pequeño en cumplimiento de un mandato judicial, que condenó a la Junta como responsable subsidiaria de la muerte del niño.

Según la asesoría jurídica de Educación, no se pudo acreditar que el personal docente presente desplegara "toda la diligencia necesaria para prevenir el daño", y reconoció que transcurrieron "al menos" tres o cuatro minutos entre que el menor metió la cabeza en la papelera y su muerte. La familia trató de demostrar que fue más tiempo.

El hecho de que el fallecimiento del menor se produjera durante la hora del recreo no disminuye la responsabilidad pues "desde el momento en que los alumnos entran en las dependencias del colegio hasta que lo abandonan quedan sujetos a la vigilancia de los profesores", según especificó la Junta. La indemnización incluye 96.101 euros para los padres y 17.472 para la hermana del fallecido, a lo que se unen los gastos funerarios y de entierro.

  • 1