Local

Investigan las dificultades de jóvenes con menos recursos para su integración activa en sociedad

el 10 jun 2011 / 16:39 h.

TAGS:

El nuevo número de la colección 'Actualidad', editada por el Centro de Estudios Andaluces, titulado 'La construcción del sujeto político entre los jóvenes en riesgo', publica un estudio de investigadores de la UNED y la Universidad Complutense de Madrid (UCM) sobre las dificultades que encuentran los jóvenes en su formación como ciudadanos.

 

En concreto, según indica el Centro de Estudios Andaluces en una nota, los autores del documento focalizan su atención en jóvenes andaluces en situación social problemática y con escasos recursos, más vulnerables y en peligro de exclusión, dedicando un apartado específico a jóvenes de origen inmigrante. El objetivo es analizar los procesos a través de los cuales estos jóvenes en situación de riesgo se construyen como sujetos políticos en condiciones de oportunidades limitadas.

El estudio se ha realizado a partir de entrevistas biográficas y grupos de discusión en los que han participado jóvenes de las provincias de Almería, Cádiz y Sevilla, de entre 20 y 29 años, de perfil educativo medio-bajo, con tempranas experiencias de abandono escolar, dificultades de inserción laboral y estabilización profesional y problemas de emancipación familiar. A estas variables --educativa, ocupacional y emancipatoria-- se suman otras como el género, el hábitat -rural/urbano-, las posibles cargas familiares y el grado de activismo e implicación social.

Con todo, ofrece una panorámica de la imagen que estos jóvenes tienen de sí mismos; de cuáles son, en su opinión, los principales problemas que les afectan, determinando la influencia que puede ejercer el contexto socioeconómico y cultural en el que están insertos, sus preocupaciones vitales, el grado de politización de las mismas, y cómo son capaces de expresar sus demandas a través de la implicación cívica.

La indivualización, la auto-responsabilidad y la precariedad vital, así como la inseguridad, la incertidumbre y la falta de motivación, son constantes que definen generacionalmente a los jóvenes entrevistados. Entre los principales problemas que les afectan, destacan primero los asociados a la crisis económica, especialmente los referidos a la precariedad laboral, y en segundo lugar, aquellos que impiden su autonomía -el trabajo, la emancipación, la vivienda-. En lo que respecta a los jóvenes inmigrantes, estos demuestran percepciones parecidas a la población autóctona, aunque encuentran mayores dificultades y desventajas de progreso derivadas de su posición de inmigrante.

En general, predomina un sujeto político individualizado, con escaso poder y capacidad de intervención colectiva, un sentimiento de desafección y desconfianza generalizada hacia el discurso político, así como una percepción pragmática del Estado: ciudadano-cliente. La acción colectiva parece ser la única posibilidad real de contribuir a solucionar problemas concretos. Sin embargo, aquellos jóvenes que se implican de una forma u otra en la vida colectiva, muestran mayor capacidad de decisión y de acción. El desarrollo de prácticas participativas se revela como un factor importante que les ayuda a superar y gestionar su posición de desventaja.

Según los investigadores, "el desarrollo de prácticas cívicas y la implicación en contextos participativos por parte de estos jóvenes no sólo les permite fortalecer su condición ciudadana, sino que les proporciona recursos y competencias que facilitan procesos más exitosos de transición a la vida adulta y, por ende, de integración social".

  • 1