Local

Investigan por qué el autobús dejó la AP-7 60 kilómetros antes de su destino

Los Mossos d'Esquadra están interrogando a los viajeros y al conductor del autobús, que ha dado negativo en la prueba de alcoholemia.

el 19 oct 2009 / 11:55 h.

TAGS:

Los Mossos d'Esquadra investigan por qué el autobús con estudiantes holandeses que esta mañana ha sufrido un accidente en Bàscara (Girona) había abandonado la autopista AP-7 unos 60 kilómetros antes de su destino, en Calella (Barcelona), según fuentes cercanas a la investigación.

 

Los Mossos d'Esquadra están interrogando a los viajeros y al conductor del autobús, que ha dado negativo en la prueba de alcoholemia, para saber por qué habían abandonado la AP-7 en Bàscara cuando se dirigían a un hotel de Calella, en la comarca barcelonesa del Maresme.

Los agentes también han revisado el tacógrafo del vehículo, que ha constatado que habían hecho una parada antes de cruzar la frontera, en Montepellier (Francia).

A pesar de que todavía deberá esperar para saber qué puede haber provocado que el autocar chocara contra la valla y después volcara, el Delegado de la Generalitat en Girona, Jordi Martinoy, ha apuntado que "el autobús era un vehículo muy grande, de dos pisos, la curva es muy cerrada y quizás podría haber habido una velocidad inadecuada, pero eso entra dentro de la investigación y se deberá averiguar".

Dos de los nueve ciudadanos holandeses ingresados esta mañana en el Hospital Josep Trueta de Girona heridos en el accidente ya han sido dados de alta y la chica de 15 que estaba grave ha evolucionado a menos grave, han informado fuentes del centro sanitario.

El accidente, en el que no se ha visto implicado ningún otro vehículo, ha tenido lugar sobre las 06.20 horas en el kilómetro 40.5 de la autopista AP-7, en la salida 5, en la que hay una curva muy cerrado. Tras chocar contra la valla ha quedado volcado.

En el autocar viajaban 60 personas: el conductor, 53 adolescentes de entre 14 y 16 años y 6 monitores adultos.

Ocho de los pasajeros, que viajaban en el piso superior del vehículo, han quedado atrapados entre los cristales y los hierros del autocar, y los bomberos han tenido que cortar partes de la carrocería para sacarles.

A consecuencia del accidente, una chica de 16 años ha muerto, 20 personas han resultado heridas de diversa consideración -15 adolescentes y 5 adultos- y 39 han resultado ilesos.

A media mañana, a dos de los heridos trasladados al Hospital Josep Trueta de Girona se les ha dado el alta, otros dos habían quedado ingresados, la joven de 15 años que parecía que estaba en estado grave ha mejorado y su estado ha pasado a ser menos grave, y a otras 4 personas se las estaba atendiendo todavía en urgencias.

El resto de viajeros han sido trasladados a su hotel de Calella, adonde se han desplazado dos ambulancias con apoyo de enfermería y dos psicólogos.

Sobre las 10.45 horas, los bomberos han terminado las labores de limpieza de la calzada, una grúa ha retirado el autocar accidentado y el acceso 5 a la autopista AP-7 ha quedado abierto de nuevo al tráfico.

  • 1