Local

Investigan si una secta esclaviza sexualmente a veinte mujeres

Las madres denunciaron al gurú espiritual dueño de un centro de yoga

el 11 jun 2010 / 18:58 h.

TAGS:

El Defensor del Ciudadano en Granada, Melchor Sáiz Pardo, trasladará a la Fiscalía Superior el caso de unas 20 mujeres jóvenes que supuestamente están siendo sometidas sexualmente y esclavizadas por un líder espiritual que dirige un centro de yoga en la capital granadina.

La denuncia partió de las familias de algunas de las posibles afectadas, que se dirigieron personalmente al Defensor del Ciudadano del Ayuntamiento granadino, convencidas de que sus hijas son víctimas de una secta con maniobras delictivas.

Pardo explicó que el gurú mantiene que las mujeres practican una religión de origen hindú, que son mayores de edad y libres para elegir. Entretanto, los padres de las mujeres, de unos 30 años de media, denuncian con cierta alarma que sus hijas han perdido mucho peso -algunas tienen hasta 30 kilos menos desde la última vez que las vieron-, aseguran que ha cambiado mucho su imagen física y que todas ellas han roto todo contacto con sus familias, allegados y entorno de amigos.

Según siempre la versión de los padres, cuando las víctimas acudieron al centro de yoga -uno está ubicado en el centro de la ciudad y otro en el barrio del Zaidín- para recibir clases de meditación zen, éstas tuvieron que rellenar un formulario en el que se les preguntó por su nómina, por su patrimonio personal y familiar y por su situación psicológica actual. Los padres denuncian que a partir de ahí comenzó el distanciamiento de las jóvenes con sus familias, con las que se enfrentaron abiertamente y a las que acabaron acusando de impedirles "alcanzar la felicidad".

El Defensor Sáiz Pardo quiso advertir desde el principio sobre la complejidad del caso, puesto que las 20 jóvenes afectadas se tratan de mujeres mayores de edad y supuestamente conscientes de sus decisiones. No obstante, adelantó que su intención es reunirse con el fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, para tratar el tema el próximo miércoles a las 9,00 horas, según informa Europa Press.

El caso de estas mujeres salió a la luz en dos reportajes emitidos en televisión, en los que se advierte de la captación sectaria y del supuesto fraude cometido por parte del gurú, oriundo de Granada. El profesor de yoga se llama Antonio Javier Ruiz Plazas, según publicó ayer el diario granadino Ideal, y se considera a sí mismo maestro de yoga y de otras disciplinas orientales, como explica en la página web de su escuela.

Su academia principal se encuentra ubicada en el popular barrio granadino del Zaidín, aunque también se le relaciona con un piso de la calle Recogidas, en el centro de la capital, que Ruiz Plazas utiliza para "impartir doctrinas".En el reportaje televisivo que sacó a la luz estas prácticas, los familiares de las chicas supuestamente captadas describen al profesor de yoga como un "psicópata", que se dedica a captar a jóvenes estudiantes universitarias con prácticas sectarias. En declaraciones a Tele 5, las familias insisten en que las mujeres están "esclavizadas" sexualmente y que trabajan para él de sol a sol y sin percibir ningún salario. En el reportaje también aparecen testigos que aseguran que en el centro de yoga se están dando prácticas sexuales con las muchachas.

  • 1