Local

Investigan un robo en la oficina de la Fiscalía de Marbella

La Policía cree que alguien desconectó el sistema de seguridad del juzgado

el 26 mar 2011 / 20:22 h.

TAGS:

Marbella volvió a revivir en la madrugada del sábado los viejos y duros tiempos del gilismo: una ventana que da acceso a las oficinas de la Fiscalía, ubicadas en los célebres juzgados de la Avenida del Mayorazgo, amaneció rota ayer. Cuando el funcionario que lo descubrió entró en las dependencias vio que todo estaba "absolutamente revuelto".
La Policía Nacional investiga un supuesto robo, aunque no se sabe qué se llevaron ni quién lo hizo: se cree que el fin de la sustracción era un ordenador, pero con los precedentes de la zona no sería descabellado pensar que alguien anda por ahí muy interesado en eliminar expedientes judiciales incómodos. Actualmente, Malaya, Ballena Blanca y Minutas se encuentran ya en la Audiencia Provincial, y sólo se instruyen en la localidad costasoleña casos relativos a la querella que Anticorrupción interpuso contra Roca, Julián Muñoz y numerosos exediles por la enajenación de patrimonio municipal marbellí a precios muy inferiores a los del mercado.

La oficina de la Fiscalía está en la primera planta, mientras que los juzgados de Instrucción están en otras zonas del edificio. "Si es un asunto de interés, no tiene sentido, allí sólo hay fotocopias, los casos importantes, de corrupción, los llevan los diferentes fiscales especializados en Delitos Económicos, Medio Ambiente y Anticorrupción desde Málaga. El resto de documentación de importancia está en los juzgados", explica el fiscal jefe, Antonio Morales. Fuentes judiciales aseguran que todo estaba absolutamente revuelto. La Policía, por su parte, ya ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, y ayer los peritos realizaron una inspección ocular del lugar y buscaron restos biológicos y evidencias del supuesto asaltante (si es que fue una sola persona).

El juez decano, Ángel Sánchez, también indicó desconocer si se llevaron expedientes o sumarios: el problema es que la sede judicial permanece cerrada y sin vigilancia entre las 21.00 y las 07.30 horas. No se ha detectado, sin embargo, que otra puerta o ventana hayan sido forzadas. El sistema de seguridad del edificio no ha registrado incidencias durante la noche. La Policía estudia si ha fallado el dispositivo o es que alguien lo desconectó. "No sé si se habrán llevado algo, pero lo importante está en otras zonas y, desde luego, en Málaga, pero habrá que esperar a que avance la investigación", indica el fiscal jefe.

Por la mente de las autoridades judiciales pasaron ayer sensaciones y recuerdos encontrados y seguro que más de uno se acordó del agente Francisco Calero, que se suicidó el 3 de octubre de 2001 tras ser detenido por su supuesta vinculación con el robo de expedientes y sumarios relacionados con Jesús Gil. Días antes, alguien entró en el juzgado y borró archivos informáticos de dos órganos, haciendo desaparecer después 15 tomos del caso Camisetas.

  • 1