Local

Irak fracasa al intentar frenar la amenaza turca sobre los kurdos

Bagdad agotó ayer todas las vías de diálogo posibles para evitar el ataque militar de Turquía sobre las guerrilla kurda situada en el norte de Irak. El Ejército turco toma posiciones, mientras el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) busca una solución in extremis con el anuncio de la liberación de ocho soldados turcos.

el 14 sep 2009 / 19:44 h.

TAGS:

El Ejército turco prosiguió ayer el despliegue de sus soldados en la zona fronteriza con Irak, tras el último intento de las autoridades de Bagdad de alcanzar un acuerdo con Ankara para impedir la escalada armada contra la guerrilla kurda. Turquía rechazó por insuficientes las propuestas de una delegación iraquí de alto nivel, que regresó a su país tras día y medio de conversaciones infructuosas.

Para Ankara, la reunión era la última oportunidad que tenía Bagdad para evitar que el Ejército turco se metiera en Irak, pero la condición exigida para ello era que los iraquíes asumieran la responsabilidad de luchar de forma eficaz contra el PKK.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró en Estambul que la decisión sobre la esperada operación transfronteriza sólo compete al Gobierno de Ankara, cuyo Parlamento aprobó el pasado 17 de octubre la incursión militar "cuantas veces lo considere necesario", con validez de un año. Erdogan aprovechó para criticar al mundo occidental, especialmente las naciones europeas, por la falta de apoyo a la lucha turca contra el PKK, un grupo que no sólo Ankara cataloga como organización terrorista, sino también la UE y EEUU.

"No podemos entender a aquellos que califican a la organización terrorista de organización terrorista' pero no nos entregan a sus miembros", dijo el jefe de Gobierno turco. Ankara opina que es su derecho entrar en Irak para combatir las bases del PKK, pues los guerrilleros kurdos obtienen apoyo logístico en el país vecino, que utilizan para sus reiterados atentados en Turquía. De hecho, fuentes de la delegación iraquí confirma- ron que los turcos entregaron una lista de 153 personas del PKK cuya captura y extradición exigen, a pesar que Irak sólo podía "entregar a 18".

Mientras se cerraba esta puerta diplomática, en la región afectada continuó el masivo despliegue de más de 100.000 militares turcos iniciado tras la matanza de doce soldados y la captura de ocho militares a manos del PKK. Desde entonces, las fuerzas turcas han matado a 65 combatientes de la guerrilla.

Ante el temor de un baño de sangre y la petición de 85 ONG, el PKK liberará en breve a los ocho soldados turcos que capturó hace una semana, según anunció el alto mando Murat Karayilan, que se mostró convencido de que "el problema no durará mucho tiempo". Advirtió, sin embargo, de que los militares "no pueden ser liberados en cualquier parte".

  • 1